La evaluación del aprendizaje es un proceso que les permite a los estudiantes autoevaluarse y, a la vez, ayudarse entre ellos a construir el conocimiento, mediante su exposición (utilizando medios virtuales), tanto de forma oral como escrita, a la evaluación de compañeros y del profesor. El aporte final es construido con participación grupal y con la autoevaluación posterior, que ejecuta el mismo estudiante antes de la evaluación sumativa.

 

Como apoyo para el intercambio de ideas y para la toma de datos, en la mayor parte de las asignaturas, se realizará un trabajo de campo. Se incentiva a que los estudiantes lo elaboren, de forma presencial, para fortalecer el aprendizaje por medio del intercambio con el resto de participantes. Los estudiantes que no puedan asistir al trabajo de campo programado con el profesor contarán con un manual que los orientará en una gira auto-guiada; en este caso, el estudiante hará su evaluación de aprendizajes.

 

Para lograr que el estudiante tenga un acercamiento autónomo y proactivo, el tutor le brindará la guía adecuada, a fin de que el estudiante ejecute la búsqueda de la información y elabore los análisis, por ende, la persona tutora le brindará la orientación necesaria para que haga su propia interpretación. En la mayor parte de las asignaturas, se elabora un proyecto final; en él, el estudiante demostrará cómo aplica el conocimiento adquirido (modalidad profesional) o cómo genera el conocimiento en una investigación breve (modalidad académica).

 

Se trabajará con una evaluación formativa, de modo que, en los proyectos finales de cada asignatura, el estudiantado tendrá la oportunidad de presentar avances. Además, recibirán retroalimentación de los profesores, sin que medie una nota. La versión final de cada trabajo sí recibirá una calificación. Varios trabajos serán realizados en grupo, con el fin de fortalecer el trabajo en equipo, la discusión y la negociación. Sin embargo, el TFG se efectuará de forma individual, para evaluar la capacidad del estudiante desarrollando cada componente de su investigación o proyecto.

 

Por tratarse de una maestría completamente en línea, la discusión en las asignaturas se desarrollará mediante el uso de diferentes herramientas, que permiten la discusión sincrónica o asincrónica y a distancia. Esta discusión será mediada por la persona tutora, pero se enriquecerá con el aporte de cada estudiante, gracias a su formación multidisciplinaria. De esta forma, también, se dará una autorregulación del aprendizaje a través de la participación en las discusiones.

 

Los estudiantes que opten por la MMRN modalidad académica deberán llevar tres asignaturas; Seminario de Tesis I, II y III, en las que recibirán la guía necesaria para analizar los antecedentes teóricos, y así, redacten los objetivos y prueben la metodología para su investigación. Estos estudiantes presentarán un examen de candidatura que consiste en la defensa oral y pública de su proyecto de investigación. Posteriormente, deberán llevar tres asignaturas semestrales: Investigación I, II y III, en las que recolectarán la información, analizarán los datos y redactarán los resultados y discusión, en forma de artículos científicos. El documento final del TFG consistirá en, al menos, un artículo científico presentado a una revista científica indexada.

 

Los estudiantes que opten por la MMRN modalidad profesional deberán llevar cuatro asignaturas: Taller de Proyecto de Graduación I, II, III y IV, diseñados para guiarles en la formulación de su TFG, la recolección de la información, el análisis y la redacción del documento final.