Formar profesionales con amplios conocimientos sobre la extensión agrícola, que tengan una mejor visión y una mayor comprensión de los sistemas productivos y dominen las herramientas apropiadas para el rescate y el fortalecimiento de la labor del extensionista frente a la familia rural, en la búsqueda conjunta y participativa de alternativas de solución a la problemática que enfrenta el sector agropecuario.