Formar cuadros profesionales que, frente a un problema jurídico determinado, posean, a causa de la instrucción impartida, un conjunto de conocimientos jurídicos suficientes para visualizar el enfoque constitucional en la solución o explicación del asunto.