Formar administradores que fortalezcan los servicios de salud y procuren el desarrollo humano de la población adscrita a los establecimientos, mediante el fomento de un nivel de bienestar biológico, psicológico y social de los individuos, en armonía con el medio ambiente y con la participación activa de la comunidad.