Eje IV: El futuro: Debilidades, posibilidades, amenazas y retos

 Las posibilidades de existencia y desarrollo de la humanidad, en lo material como en lo espiritual, dependen de las decisiones o elecciones que en forma individual y colectiva realizamos cotidianamente, lo que nos remite a la necesidad de recuperar, aprender, compartir y alcanzar una dimensión profundamente ética de la vida que garantice la relación respetuosa con otras personas, otras culturas y con el entorno. Para ello es preciso hacer una elección consciente del proyecto de sociedad al que se desea contribuir personal y profesionalmente.

 Las siguientes interrogantes se pueden considerar fundamentales para guiarnos en la construcción de este futuro: desarrollo sostenible ¿ilusión o realidad?; la población humana ¿podrá y deberá seguir expandiendo al ritmo actual?; ¿cómo lograr una mejor calidad de vida sin aumentar aún más la presión sobre los recursos naturales?; ¿hasta qué punto es ético sacrificar otras especies en aras del bienestar humano?; ¿qué posibilidades reales nos ofrece nuestro conocimiento moderno para cambiar nuestro modo de vida?; ¿hasta qué punto tenemos responsabilidad como individuos por el futuro colectivo, y qué posibilidades reales tenemos de influir en la asignatura de los hechos?

 Estas interrogantes se alimentan de toda la temática del programa, pero esencialmente se abren hacia el futuro; hacia la evaluación bien informada y realista del estado actual de la humanidad, de sus limitaciones y posibilidades, y hacia la construcción de un estilo de vida y de una identidad que sean tanto viables como éticamente satisfactorios. El plantearlas, e intentar su respuesta, puede ser un primer paso hacia la construcción de un nuevo humanismo, en el sentido de que dejará al estudiante con inquietudes que él podrá ahondar durante el resto de su formación.