Gestión de la salud ocupacional en proyectos de Infraestructura del AMI

nota2

AGAS del AMI vela por el cumplimiento y la mejora continua de las normas ambientales y de seguridad laboral. Más información...

En el año 2015, según las estadísticas publicadas en el boletín del Consejo de Salud Ocupacional del Régimen de Riesgos de Trabajo de Costa Rica, en el país se contabilizaron 115 815 accidentes laborales, que represetan el  8.9% de la incidencia de accidentabilidad laboral. Sin embargo, la incidencia de los accidentes laborales ocurridos en las obras de construcción de ese mismo año es mucho más alta; pues se reportaron 6 personas aseguradas y 21accidentes laborales, lo que equivale a un porcentaje de incidencia del 350%. 

La alta incidencia de accidentes en obras de construcción,  es confirmada por las estadísticas por sub-actividad de salud ocupacional del Consejo de Salud Ocupacional (CSO) de Costa Rica que indican, para el año 2015,  que la construcción de edificios completos es una de las actividades con más riesgos, con un índice de accidentalidad de 2,78. A este problema se suma otro que complica la situación; muchos de los trabajadores no cuentan con  la póliza de riesgos de trabajo del Instituto Nacional Seguros (INS), ni tampoco con el seguro obligatorio de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Pese a las estadísticas la seguridad y salud ocupacional, a nivel nacional, han venido mejorando las condiciones para la prevención de los accidentes laborales en la construcción. Para el 2016, por ejemplo, cincuenta empresas, entre ellas 2 constructoras, obtuvieron un reconocimiento en la XI Edición  del Premio Global Preventico otorgado por INS, por el esfuerzo e inversión en la mejora de las condiciones laborales y el compromiso social en salud ocupacional. 

El Acuerdo de Mejoramiento Institucional (AMI), consciente de esa problemática integra, como parte de sus grupos de trabajo, el  Área de Gestión Ambiental y Social (AGAS), en el que participan profesionales en ambiente e ingenieras en salud ocupacional. Estos profesionales velan por que las empresas constructoras cumplan con las responsabilidades sociales y de seguridad que deben tener sus colaboradores; así como la mitigación del impacto de sus obras en los vecinos cercanos a la construcción.

De esta manera el AGAS promueve condiciones y ambientes de trabajo más seguros, que mejoran la calidad de vida de los trabajadores y amplía el panorama de protección de los trabajadores, ante las condiciones de trabajo riesgosas a las que se ven expuestos diariamente; evitando la ocurrencia de accidentes.

La supervisión del equipo del AGAS ha sido clave en este proceso, al velar por el cumplimiento y la mejora continua de las normas ambientales y de seguridad laboral. La supervisión se hace con la aplicación de las Fichas de Supervisión y Monitoreo Ambiental y Seguridad Laboral (FSMA) en cada proyecto y además se hace un seguimiento oportuno al cierre de las no conformidades y subsanaciones requeridas; además de vigilar el acatamiento de las Especificiaciones Técnicas Ambientales (ETA`s).

Las empresas constructoras que participan en la edificación de obras con recursos del AMI, han demostrado su compromiso con la salud y seguridad ocupacional promovida por el AGAS, siguiendo los lineamientos y requerimientos de las ETA’s y de las FSMA’s. La iniciativa y buena gestión  en  salud ocupacional de las empresas se ve reflejada en:

· La implementación de estrategias de divulgación a personas involucradas (vecinos, estudiantes, comercios e instituciones).

· Los programas de capacitaciones para sensibilizar y concientizar a los trabajadores

· El manejo de indicadores de siniestrabilidad (accidentabilidad).

· La elaboración y ejecución de planes de emergencia y de salud ocupacional.

· La motivación laboral y trabajo en equipo en los sitios de trabajo.

· La planificación y ejecución de simulacros para poner en práctica conocimientos adquiridos.

· El monitoreo de ruido laboral en las etapas que requiera la construcción

infonota2B