Costa Rica alcanzó podio en la IX Olimpiada Iberoamericana de Biología

Olimpiada se llevó a cabo en El Salvador

Thomaz Prieto de Lima, del Colegio Científico de San Pedro, Víctor Yeom Song y Daniel Granados Campos, ambos del Colegio Científico Bilingüe Reina de los Ángeles, en San José, obtuvieron medallas de oro, plata y bronce, respectivamente en la IX Olimpiada Iberoamericana de Biología.

El país anfitrión de la novena edición de esta Olimpiada fue El Salvador, donde 40 jóvenes provenientes de Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, Ecuador, España, México, Nicaragua, Portugal, Perú, Guatemala, El Salvador y Costa Rica se congregaron para competir en esta justa académica iberoamericana.

La actividad se llevó a cabo del 7 al 12 de setiembre, durante este periodo, los estudiantes realizaron dos pruebas escritas (120 minutos de tiempo para cada una) y tres pruebas prácticas en temas de biología celular, ecología y morfología vegetal.

Antes de ir a la competencia académica, los representantes nacionales se prepararon junto a otros jóvenes que participaron anteriormente en dichas olimpiadas, a fin de conocer un poco el panorama y compartir sus experiencias.

De igual manera, recibieron apoyo por parte de profesores de la Universidad de Costa Rica (UCR), de la Universidad Nacional (UNA) y de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), instituciones que llevan a cabo todos los años la Olimpiada Costarricense de Ciencias Biológicas (OLICOCIBI) conjuntamente con el Ministerio de Educación Pública (MEP), el Ministerio de Ciencia y Tecnología (MICITT) y el Consejo Nacional para Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CONICIT).

La delegación que representó al país en este certamen internacional estuvo conformada por los tres estudiantes, así como por los profesores de Biología de la UNA, José Pereira Chaves y Federico Herrera Madrigal.

“Realmente el equipo de Costa Rica sorprendió a los demás competidores y a los profesores miembros jurados de otros país, pues los estudiantes tuvieron una destacada participación. El esfuerzo valió la pena, y estos resultados son importantes para que las entidades nacionales apoyen y sigan creyendo en potenciar nuestra juventud y sobre todo, seguir trabajando en favor de promover las habilidades y las competencias del pensamiento científico”, expresó José Miguel Pereira, académico de la Escuela de Ciencias Biológicas de la UNA.