Propiedad intelectual, transferencia tecnológica y cambio climático: temas de discusión en el CeNAT

 

OCEX organizó actividad para cierre del Mes del Ambiente

 

  

“La velocidad de nuestro avance no se mide solamente en producción o en exportaciones. Se mide en el número de patentes (tecnológicas) que el país produce”, Velia Govaere Vicarioli, directora del Observatorio de Comercio Exterior de la UNED

  

Patentes para tecnologías limpias: el reto de Costa Rica (http://www.enpositivo.com) Desarrollo tecnológico, patentes, innovación y transferencia de tecnologías climáticamente amigables: son muchos los retos que tiene Costa Rica en esta materia. Así lo determinaron varios expertos, quienes a finales de junio participaron en la Cátedra “Propiedad Intelectual, Transferencia Tecnológica y Cambio Climático”, organizada por el Observatorio de Comercio Exterior (OCEX) y el Centro Nacional de Alta Tecnología (CeNAT).

    

En el foro de discusión los disertadores fueron Velia Govaere Vicarioli, directora del OCEX de la Universidad Estatal a Distancia (UNED); Jorge Cabrera Medaglia, asesor legal del Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio) y docente de la UNED; y Pedro León Azofeifa, especialista en gestión ambiental del Centro Nacional de Alta Tecnología (CeNAT). También estuvo presente el rector de la UNED, Luis Guillermo Carpio Malavasi, quien ofreció palabras de cierre de la actividad.

  

Inserción tecnológica de Costa Rica: desarrollo desigual

  

“Todos los que estamos aquí entendemos perfectamente la importancia de que nuestro país se incorpore plenamente al desarrollo tecnológico de nuestros tiempos. Sabemos que contamos con algunas industrias de tecnología de punta que han venido a instalarse entre nosotros, beneficiándose de las facilidades que les brindamos. Pero también estamos conscientes de que esas industrias son más expresión de un desarrollo internacional que de nuestro propio desarrollo autóctono”, expresó Govaere Vicarioli.

  

La funcionaria de la UNED, quien fue viceministra de Comercio Exterior en la segunda administración Arias Sánchez, agregó que “el desarrollo desigual que vivimos en el parque empresarial nacional necesita ponerse al día con el mundo. Estamos obligados a abrir todos los capítulos de ese inmenso libro de armonización de nuestra modernidad. Esa es nuestra tarea”.

  

A criterio de ella, la inserción tecnológica de Costa Rica al mundo se divide en cinco capítulos interconectados: la apertura comercial, la atracción de inversión extranjera de alta tecnología, los sistemas de encadenamiento de la industria de punta internacional con las empresas, profesionales y proveedores locales, el desarrollo del mayor volumen posible de acervo humano científico y tecnológico, y, finalmente, el fomento de la innovación y la creatividad nacional en todos los campos de la vida social con el consecuente resultado de una mayor inversión nacional en investigación y desarrollo.

 

El debate del acceso a tecnologías limpias

  

Según dijo Cabrera Medaglia, el debate en torno al acceso a nuevas tecnologías asociadas al cambio climático y los derechos de propiedad intelectual (DPI) ha sido continuo desde la Cumbre de Río (1992) y tomó fuerza en la Cumbre de Bali (2007).

  

En esa última oportunidad, se abogó por el desarrollo tecnológico y la transferencia tecnológica para mitigar y adaptarse al cambio climático. Para lograr dicho objetivo, se debe despejar el desacuerdo de si los DPI son obstáculos o más bien requisitos para promover la innovación y la creatividad. “Reglas muy fuertes en materia de derechos de propiedad intelectual pueden desincentivar las innovaciones subsiguientes. Reglas muy débiles podrían, en cambio, no actuar como un incentivo efectivo para los innovadores y creadores”, expresó el abogado.

  

Cabrera Medaglia concluyó que en el mundo ha habido un incremento de patentes en el área de energías limpias (en particular eólica, solar fotovoltaica y captura de dióxido de carbono) en contraposición a las fósiles, principalmente en Alemania, Corea, Estados Unidos, Francia, Japón y Reino Unido.

 

Fomento de la innovación y la creatividad

  

Por su parte, León Azofeifa se refirió a que a pesar de que nuestras ventajas competitivas están en temas ambientales de adaptación y mitigación al cambio climático, en Costa Rica hay poca experiencia que tiene en cuanto a patentes. Según el especialista, muchos científicos de países en desarrollo ni siquiera conocen el concepto de propiedad intelectual y por eso no patentan.

  

El funcionario del CeNAT mostró datos contundentes del Registro de la Propiedad Industrial y del Ministerio de Ciencia y Tecnología (MICYT). En el 2009, de 58 patentes nacionales solicitadas, solamente 2 fueron aceptadas, mientras que de 577 patentes extranjeras sometidas a aprobación, 87 obtuvieron el aval correspondiente.

 

 

 

El sistema educativo costarricense no fomenta la creatividad científica ni la innovación, según León Azofeifa. De todas maneras, el biólogo fue claro al afirmar que “el conocimiento generado por las universidades públicas como resultado del esfuerzo de sus académicos debe protegerse” y que “negarse a participar es perder la batalla por rendición previa”.

  

En este sentido, Govaere Vicarioli acotó que “el capítulo educativo está en pleno cuestionamiento, con insuficiente formación de profesionales en carreras científicas y tecnológicas y el desperdicio masivo de jóvenes que abandonan las aulas y de mujeres que no se ven estimuladas a carreras reputadas como masculinas. Ese capítulo es un reto pendiente”.

  

Si desea saber más acerca de este tema, puede descargar el tercer boletín de la página del OCEX; también podrá descargar las presentaciones de los expertos. La dirección electrónica es http://www.ocex.uned.ac.cr/index.php/boletines/99-boletin-nd-3-2011.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.{jcomments on}