Agenda Joven crea Observatorio Político Electoral Juvenil

 

 

Se pretende construir espacios para fortalecer el ejercicio de la ciudadanía entre loha hecho un primer diagnóstico de la participación activa de la población joven en los procesos nacionales de votación.

 

 

 

Iniciativa había sido presentada en la Conferencia Mundial de la Juventud 2010 realziada en México

 

 

 

En Costa Rica, 40% de las personas son jóvenes.

 

 El programa Agenda Joven de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) creó recientemente el Observatorio Político Electoral Juvenil, el cual ha hecho un primer diagnóstico de la participación activa de la población joven en los procesos nacionales de votación.

 

 

   

Precisamente, el observatorio surgió por la formación de un grupo de observación político electoral durante los procesos de elección popular de alcaldes, vicealcaldes, síndicos y concejales, en diciembre del 2010 en nuestro país. El observatorio obtuvo información de manera sistemática; participaron autoridades electorales en nivel cantonal, candidatos de partidos y agrupaciones políticas, al igual que jóvenes en ejercicio de su ciudadanía.

 

 

 

El grupo de investigación estuvo integrado por jóvenes profesionales costarricenses, de diversas carreras universitarias, que cumplieron funciones en doce cantones de la Gran Área Metropolitana: Alajuela (Central), Barva, Cartago (Central), Desamparados, Flores, Goicoechea, Grecia, Heredia (Central), La Unión, San José (Central), Santa Ana y Tibás.

 

 

 

Así, se reunieron datos claves con el fin de caracterizar la participación de personas jóvenes costarricenses en esta jornada de elecciones municipales; además, se pretendió identificar si fue un proceso inclusivo con las personas jóvenes y si fue un proceso participativo llevado a cabo en un marco de confianza y credibilidad.

  

Entre los primeros resultados, de acuerdo con lo que expresa la juventud, "este grupo de población es el que muestra menos interés en participar en procesos político electorales. Los altos niveles de abstención que presenta en las elecciones nacionales y municipales obedecen al desconocimiento de candidatas y candidatos, a la generalizada corrupción en la clase política, a la poca transparencia en la gestión pública y al lento avance en el desarrollo en nivel local", según mencionó Nora González Chacón, coordinadora del programa Agenda Joven.

  

González Chacón explicó que, a partir de la investigación, se desprende que los jóvenes no son vistas como participantes activos del proceso electoral. En general, son incluidos en el discurso de candidatos, quienes los identifican como un sector importante del electorado. También se les califica como "creativos, enérgicos e idealistas; pero hay invisibilización de la juventud en los planes de gobierno y en el abordaje de las problemáticas que aquejan a esta población"; se destaca, igualmente, que no son tomados en cuenta por las estructuras electorales y por las autoridades político partidistas.

  

Por su parte, integrantes de órganos electorales nacionales manifestaron que hay un vacío en la implementación de proyectos de formación político electoral para jóvenes. Adicionalmente, "hay desconocimiento de los mecanismos de rendición de cuentas sobre la ejecución de recursos públicos asignados a partidos políticos para desarrollar procesos de formación. Los candidatos afirmaron que los proyectos que emanan de los partidos y agrupaciones políticas no son pensados desde las necesidades de la población joven y que esta es excluida de la parte programática por considerar que carece de experiencia; por eso, también son excluidos de cargos de toma de decisiones en las estructuras político electorales".

  

Las personas jóvenes consultadas expresaron que se ha debilitado la imagen de imparcialidad y legitimidad del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), pero que esta institución todavía goza de respeto entre la ciudadanía.

  

Como fortalezas del proceso de observación, los investigadores mencionaron que los resultados de la experiencia fueron óptimos. Hubo trabajo en equipo, con gran responsabilidad y seriedad; pudieron vincularse directamente con los actores principales del proceso electoral. Hubo un aprendizaje profesional en cuanto a la aplicación de diferentes instrumentos para recolectar la información. Además, consideraron muy valiosa la ampliación de conocimientos en temas de participación política y electoral de la juventud costarricense.

 

Para González Chacón, la experiencia constituyó un plan piloto para probar una novedosa metodología de observación. Con esta herramienta metodológica y, a partir de los objetivos planteados, "nos hemos propuesto seguir realizando observaciones en el ámbito político y electoral. Estamos hablando de procesos consultivos como referendos, instancias deliberativas, iniciativas populares. Observaremos procesos de elección popular nacional, municipal y local y, por supuesto, procesos de toma de decisiones en otros espacios como organizaciones comunales, organizaciones de base local y nacional, en asociaciones de diferente índole y en agrupaciones políticas."

  

González Chacón agregó que en Costa Rica, las personas jóvenes constituyen más de 40% del electorado. Por lo tanto, es fundamental incursionar en temáticas como la crisis política y social para incentivar la participación ciudadana y reducir el abstencionismo en los procesos electorales.

  

El proyecto de este observatorio había sido presentado en la Conferencia Mundial de la Juventud 2010, que se realizó en México en agosto anterior. En dicha conferencia se abordaron las problemáticas juveniles, sobre la base de los objetivos de desarrollo establecidos por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el año 2000.

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

{jcomments on}