UNED fue escenario de análisis de los regímenes de pensiones en Costa Rica

Actividad se realizó en marco de la conmemoración del 40 aniversario de la UNED

Por: Renzo Kcuno Aimituma

La Escuela de Ciencias de la Administración (ECA) junto con la Vicerrectoría Académica de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) llevaron a cabo el conversatorio “Regímenes de pensiones en Costa Rica: Estado actual y futuro”, con el propósito de revisar dicho tema y brindar algunos alcances al respecto.

Para ello, la UNED invitó como panelistas a Álvaro Ramos, representante de la Superintendencia de Pensiones (SUPEN), Roger Porras, representante de la Junta de Pensiones del Magisterio Nacional (JUPEMA), Mario Devandas, representante de la Junta Directiva de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) y Miguel Ángel Rodríguez, expresidente de Costa Rica.

Antes de iniciar con el conversatorio, Eduardo Castillo, director de la ECA y moderador de la actividad, agradeció la presencia de los panelistas e instó a los asistentes a prestar atención a los temas de pensiones, ya que este tiene impacto directo en el futuro de los actuales asalariados, trabajadores independientes y trabajadores informales que al menos cuentan con un seguro voluntario.

Para Álvaro Ramos de la SUPEN, el tema de pensiones se implementó para evitar la pobreza de aquellas personas que dejaban las filas de producción debido a su edad, invalidez, viudez y huerfanidad.

“El criterio de pobreza desestimulaba la participación de trabajadores de altos ingresos. Para incentivarlos a participar, se vincula la pensión a los ingresos; en ambos casos, se busca independencia económica de los beneficiarios”, expresó Ramos.

“Hay un tema que es importante analizar, y estos son los Beneficios Definidos versus Contribución Definida, en este caso, los beneficios suelen ser modificados con frecuencia, por lo que es difícil encontrar un verdadero sistema de beneficio definido... Respecto al costo neto y contribución analizado en el 2015, se indicó que el costo de beneficios anuales sobre los salarios está por encima de la contribución. De momento es claro que se tiene que hacer ajustes, pues de no hacerlo, se estima un agotamiento de la reserva para el 2030”, agregó el representante de la SUPEN.

Por su parte, Roger Porras de JUPEMA, dijo que hay cierto deterioro en el tema de pensiones, pues debido a las Reformas del 2005 y 2006 con pensiones anticipadas se ha debilitado la coyuntura económica, además de la concentración y forma de comprar títulos del Gobierno, así como los cambios demográficos en la población, tales como el envejecimiento y la baja natalidad.

Para Mario Devandas de la CCSS, Costa Rica presenta un panorama desigual en la distribución del ingreso y la riqueza, además de los bajos salarios y la inestabilidad laboral.

“Toda esta situación es a raíz los problemas políticos del país y no en la parte técnica, eso debemos de aclararlo. En ese aspecto, los costarricenses deben prepararse para vivir el envejecimiento con dignidad... Lo que sí debemos revisar es la política tributaria, la política de empleo y salarios e impedir que los fondos de pensiones se inviertan en el exterior. Por otro lado, se debe permitir a los trabajadores crear su patrimonio y modificar de manera radical los métodos gerenciales de la CCSS”, agregó Devandas.

Finalmente, Miguel Angel Rodríguez, expresidente de Costa Rica, se refirió a la evolución de la seguridad social y sus cuatro pilares, como son los Regímenes básicos: Invalidez Vejez y Muerte (IVM), Magisterio, Poder Judicial; Pensiones Complementarias Obligatorias; Pensiones Complementarias Voluntarias y Pensiones no contributivas.

“El tema de IVM requiere ajustes ya, los requería después de los ajustes insuficientes de 2005, esto significa un nuevo equilibrio entre ingresos (cotizaciones e impuestos) y prestaciones (edad de retiro o mejor dicho años esperados de recibir la pensión y monto de la pensión), pero a la fecha no se ha concretado nada”, manifestó Rodríguez.

“Los ajustes que se requieren hoy con la actual distribución etaria de la población no son los que se necesitarán dentro de 40 años, los ajustes deben adaptarse pronto, pero se deben implementar poco a poco. También es preciso para evitar conflictos futuros, sujetar IVM a la supervisión de la SUPEN”, concluyó el expresidente de Costa Rica.

Como conclusiones y recomendaciones, Rodríguez dijo que urge atender el Régimen de IVM, el cual requiere de esfuerzos que deben ser compartidos, asimismo, recalcó que los cambios de un Sistema de Reparto de cuota escalonada deben ser graduales y se debe actuar con una visión integradora y solidaria. “no todo el impacto debe recaer sobre los salarios, la CCSS debe actuar, el Ejecutivo y la Asamblea también, y todos debemos colaborar”.