Más de un millón de niños, niñas y adolescentes son víctimas de la explotación sexual en el orbe

 

 

Hoy, 23 de setiembre, el mundo conmemora el Día Internacional Contra la Explotación Sexual Comercial

 

 

 

UNED realiza acciones desde la Comisión Interinstitucional para la Prevención de la Explotación Sexual Comercial de niñas, niños y adolescentes, para mitigar problemática.En enero de 1999 en el marco de la Conferencia Mundial Organizándonos contra la Explotación Sexual Regional y Global llevada a cobo en Dhaka, Bangladesh, dio como resultados para América Latina "adoptar a nivel mundial el 23 de setiembre como el Día Contra la Prostitución, en reconocimiento a la Ley Palacios, primer intento legislativo en el continente, contra la prostitución de mujeres, niñas y niños".

    

Dicha ley, cuyo autor fue el doctor Alfredo Palacios (argentino), es la primera en América que protege a las víctimas de explotación sexual y lucha contra las mafias que se dedican a la trata de personas. El documento fue estipulado entre el Consejo Nacional del Menor y la Familia de Argentina y la Coalición Contra el Tráfico de Mujeres en 1996, misma que fue aprobada en 1913 en Argentina.

  

Según datos de organismos internacionales como la Organización Mundial de Turismo (OMT), el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y de organizaciones no gubernamentales como ECPAT (por sus siglas en inglés: End Child Prostitution, Abuse and Trafficking) la cantidad de niños, niñas y adolescentes que son víctimas potenciales de la trata de personas, específicamente, en la explotación sexual, sobrepasan el millón de personas.

  

En Costa Rica, la explotación sexual comercial infantil es concebida como un flagelo que carcome el sano desarrollo de la población menor de edad. Situación que no es ajena en otros países del mundo. En la actualidad, no hay cifras exactas de la cantidad de niños, niñas y adolescentes que son víctimas de trata pues tanto la Dirección de Migración y Extranjería y el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) aseguran no se tiene datos exactos.

  

 

En 1997 y como resultado del I Congreso Mundial contra la Explotación Sexual Comercial realizado en Estocolmo, en Costa Rica se creó la Comisión Nacional contra la Explotación Sexual Comercial de Niñas, Niños y Adolescente (CONACOES), cuyo plan inicial fue la inclusión de los delitos relativos a este tipo de abuso en la reforma al Código Penal en 1999.

  

En esa línea, la Universidad Estatal a Distancia (UNED) como institución educadora de la sociedad costarricense, asumió la responsabilidad de realizar acciones que contribuyan a la prevención de la explotación sexual y la trata de personas. Es por eso, que en el 2010 creo la Comisión Interinstitucional para la Prevención de la Explotación Sexual Comercial de niñas, niños y adolescentes, con el objetivo de promover acciones institucionales en dicha temática, sensibilizar a la comunidad universitaria y desarrollar actividades comunales que promuevan las actitudes protectoras en la sociedad.

  

Dicha comisión realiza diversas acciones como la capacitación al personal docente y administrativo, niñez y adolescencia de varias provincias, en especial a la de Limón y Guanacaste, igualmente el Pacífico Sur y la Zona Norte del país.

  

Definición de Explotación Sexual Comercial:

 

La explotación sexual comercial se puede definir como "la utilización sexual de personas menores de edad, donde medie un beneficio (o promesa de beneficio) económico o en especie, para la niña, niño, adolescente o persona intermediaria. Esta modalidad de comercio sexual puede manifestarse bajo distintas formas, tales como la venta y la trata, la pornografía, los espectáculos sexuales o la realización de actividades sexuales remuneradas. Los explotadores sexuales pueden ser residentes de la misma localidad donde viven las víctimas o desplazarse a otras zonas del país –turismo sexual- en su búsqueda. A la vez, pueden abusar mediante el contacto directo con la víctima o bien, por medio del contacto indirecto a través de sus imágenes (pornografía)" OIT/IPEC, 2004.

 

 

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

{jcomments on}