PROIFED revela avances en estudio de la memoria y los procesos de formación universitarios

Estudio se hizo con 500 artículos acerca de memoria humana publicados entre el 2000 y el 2010, entrevistas a expertos y revisión de literatura especializada

 

 

 

Muchos artículos carecen de claridad teórica, epistemológica y conceptual

 

 

 

“Hay poco interés de los pedagogos en el tema de la memoria y el aprendizaje, de cómo Vincular y generar contenidos”: Luis Ángel Piedra, psicólogo

  

El enfoque social es fundamental en el estudio de la memoria. (http://www.tnooz.com)El estudio de la memoria ha interesado al ser humano desde tiempos muy antiguos. Esta semana, el Programa de Investigación en Fundamentos de Educación a Distancia (PROIFED) de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) presentó algunos resultados de un primer estudio exploratorio para evaluar críticamente la memoria, sus teorías, modelos y enfoques actuales.

    

Asimismo, otros objetivos fueron discutir la naturaleza de la memoria como una facultad cognoscitiva, vinculada a las emociones y al lenguaje, analizar el papel central de los procesos de codificación, almacenamiento y recuperación de información, realizar simulaciones computacionales de algunas propuestas de memoria, entre otros.

 

La exploración se hizo a partir de 500 artículos acerca de memoria humana en revistas indexadas entre el 2000 y el 2010, además de entrevistas a expertos y revisión de literatura especializada. Los estudios se dividieron en distintas áreas para su análisis. Por ejemplo, en Neurociencias se encontraron líneas centrales como el estudio del papel específico de una región cerebral con algún aspecto o tipo de memoria y el estudio de los modelos moleculares y biocelulares de la memoria. Todos los modelos estudiados están influenciados por la metáfora computacional.

 

 

 

Una visión internista y computacional de la memoria

  

En Informática, la memoria humana es escudriñada en tres categorías: aplicaciones para asistir a usuarios a mejorar su memoria en tareas o áreas de trabajo específicas. Igualmente, otra rama se centra en los mecanismos de interacción de la memoria de corto plazo con la de largo plazo a partir de modelos computacionales.

  

“En la psicología y ciencia cognitiva el tema de la memoria se ha desarrollado desde tres grandes modelos: a) los que ven la memoria como una estructura cognitiva, b) los que la conciben como un conjunto de sistemas y c) los que la explican cómo [sic] procesos específicos de información,” según se lee en el informe presentado por Piedra. Todos los procesos son individuales y ocurren dentro de la cabeza y se excluye lo social.

  

En cuanto a Lingüística, por ejemplo, los estudios se centraron en memoria de corto plazo y comprensión del lenguaje. Esta última categoría engloba dos propuestas: un modelo computacional para comprender el lenguaje escrito y un modelo formal acerca de la precisión gramatical con que se comprende el lenguaje en tiempo real en determinadas condiciones.

  

Entre las conclusiones del estudio se cuenta con que solo 1 de cada 10 documentos relaciona lo social y lo cultural o emocional con la memoria. Según el experto, parece que se deja de lado la noción del ser humano como una especie eminentemente social, lo cual termina por reflejarse también en algunas teorías pedagógicas.

  

“En la propuestas inmersas en la metáfora del computador, el lenguaje se reduce a la sintaxis, al cálculo de predicados y la memoria se convierte en un banco de información. Se tiene serias dificultades para ver este proceso cognitivo más allá de estos parámetros, dejándose de lado la organización semántica y pragmática del lenguaje, que es donde la memoria tiene verdadero sentido”, aseguró Piedra. En 90% de los casos, la visión acerca del ser humano es mecanicista, instrumentalista e individual (como si fuera una computadora). Adicionalmente, el especialista afirmó que no hay un tratamiento diferenciado entre información y conocimiento, un error que también se repite en varias propuestas educativas.

  

Para Piedra, se debe redefinir el objeto de estudio de la Pedagogía, su sujeto epistémico y su metodología de investigación para evaluar sus propuestas teóricas. Sería un error, pues, no tener en Pedagogía una noción clara de la memoria humana. ”¿Cuál es el modelo de memoria humana que la UNED está enfatizando en sus textos, en sus prácticas docentes y en sus procesos de evaluación de los aprendizajes?”, cuestionó Piedra para invitar a la reflexión.

  

“En general, se encontró que los autores muchas veces no saben si están hablando de una teoría, un enfoque, un modelo, una hipótesis, una intuición o una creencia. Tampoco hay claridad en el trasfondo ideológico de las investigaciones. No hay claridad en temas antropológicos, culturales y sociales; pareciera como si el lector tuviera que discernirlo”, concluyó Piedra. Las metodologías, a su parecer, sí son fuertes, pero los resultados presentados no necesariamente son plausibles.

  

Respecto de los retos, Piedra explicó que “la educación consume de manera acrítica cuanto modelo hay. Hay poca interpretación y poco análisis entre pedagogos, docentes, curriculistas y evaluadores en torno al tema de la memoria. En realidad, hay poco interés en torno a la memoria en Educación”, finalizó el experto.

  

Para cerrar su charla, Piedra afirmó que debe rescatar la parte emocional, social y cultural para repensar la memoria como un ente de procesos complejos, vinculado al desarrollo humano.

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.{jcomments on}