Investigador de la UNED analizó experiencia educativa en mujeres privadas de libertad

Investigación se realizó en el Centro de Atención Institucional Vilma Curling Rivera

Por: Renzo Kcuno Aimituma

William Murillo Leiva, investigador y miembro de la Comisión de Investigación
Escuela de Ciencias Sociales y Humanidades (ECSH), presentó recientemente el trabajo “Análisis de la experiencia educativa en mujeres privadas de libertad: experiencia e identificación de necesidades psicosociales y educativas de acuerdo a la perspectiva de estudiantes de la UNED Costa Rica”.

Dicha investigación explora la experiencia educativa de estudiantes universitarias en un centro penal femenino de Costa Rica. La investigación tomó como base un diseño mixto de investigación, incluyendo una etapa cuantitativa y una cualitativa de recolección de datos.

Este trabajo profundiza, desde una perspectiva de género, en la experiencia universitaria de mujeres en prisión. De igual manera, analiza su experiencia de acuerdo con relatos personales de la vivencia cotidiana. Además, explora las principales dificultades y necesidades educativas y psicosociales de estas mujeres en sus procesos educativos.

La investigación se realizó en el principal centro penitenciario para mujeres del país; el Centro de Atención Institucional Vilma Curling Rivera.

Respecto a algunos resultados socio demográficos, se determina que, en cuanto a su nacionalidad, el 100% de las encuestadas indica ser costarricense (10 personas). En comparación con los datos masculinos, se puede apreciar que no hay ninguna estudiante mujer universitaria de otra nacionalidad.

Al cuestionárseles por su estado civil, el 70% comparte que es soltera, el 20% casada y el 10%, es decir una mujer, divorciada. Se puede visualizar que la gran mayoría de las mujeres universitarias privadas de libertad son solteras.

En cuanto a la maternidad, el 60% indicó tener al menos un hijo y el 40% menciona no tener ninguno.

En relación con la condición penitenciaria, la población universitaria en su totalidad es de condición primaria, es decir, es la primera vez que se encuentra descontando una pena en un centro penitenciario. Es interesante que, en la comparación con los hombres, estos presentan 15.9% de estudiantes en condición reincidente, indica parte de la investigación.

Por otra parte, respecto a la accesibilidad a la educación y específicamente en lo relacionado a la obtención de beca; 90% indicó recibir algún tipo de beca. Al igual que en el caso de los hombres, este dato refleja muy buenos números con respecto a la cobertura económica que brinda la universidad a sus estudiantes.

Además, en relación con la posibilidad de obtener esta beca, ante la pregunta “¿Qué tan fácil resulta obtener beca?”, el 50% considera que es fácil, el 40% que es regular y el 10% mencionó que le resulta difícil.

Respecto al tiempo con el que cuentan para dedicarse a los estudios, 30% evaluó las condiciones como adecuadas y 10% como muy adecuadas. Por otra parte, 20% y 30% de la población determinan que el tiempo para estudiar es bastante o muy inadecuado respectivamente.

En relación a los espacios para estudio, el 20% y el 60% los determinan como muy inadecuados y bastante inadecuados, respectivamente. Es decir, que los estudiantes consideran que las condiciones de los lugares de estudio son, en alguna medida, deficientes.

Para conocer, qué motivó al investigador William Murillo Leiva a realizar este trabajo, así como el desarrollo de su investigación, el Acontecer lo entrevistó y le realizó las siguientes preguntas.

1._ ¿Qué lo motivó a realizar el trabajo de investigación con las estudiantes privadas de libertad?
La motivación es, por un lado, dar voz a las experiencias de las mujeres estudiantes universitarias privadas de libertad; conocer, desde su subjetividad y perspectivas, cómo es ser estudiante universitaria dentro de una cárcel, cuáles son las implicaciones de esto en su cotidianidad y explorar qué se puede y debe mejorar; así como qué debe mantenerse y potenciarse como buenas prácticas. Por otro lado, iniciar una reflexión académica, científica e institucional sobre la educación universitaria en prisión dentro del país, analizando crítica y profundamente los procesos educativos de educación superior en el contexto del encierro para, finalmente, potenciar la realización justa y de calidad de la oferta educativa y en cumplimiento del derecho a la educación de personas universitarias en prisión.

2._ ¿Cuánto tiempo le llevó la investigación y qué dificultades se presentaron durante el proceso?
La investigación se realizó desde febrero hasta diciembre del año 2018 y aunque resulta difícil, en algunas ocasiones, coincidir con las mujeres privadas de libertad por cuestiones intrínsecas a su cotidianidad y la dinámica penitenciaria; realmente, se contó con muchísimo apoyo por parte de las estudiantes, de la ECSH UNED, del área educativa y la dirección del centro penal; en general de todos y todas las partes implicadas en el proceso. Lo anterior me permite decir que las dificultades fueron mínimas.

3._ Usted señala, como parte de sus conclusiones. “Es necesario replantear el proceso educativo y su modelo de trabajo”. Desde su perspectiva ¿es posible?
Considero que sí es posible, implica un compromiso político, institucional y académico que defienda y entienda la necesidad y la obligación que se tiene con respecto a la oferta educativa y sus necesidades innegables. Si existe voluntad y un claro posicionamiento político en aras de cumplir y garantizar el derecho a la educación de las mujeres privadas de libertad, es sin duda posible. Esta voluntad debe promover el establecimiento y consolidación de grupos académicos y científicos de reflexión y problematización de la educación universitaria y su calidad en prisión.

4._ En el desarrollo de su investigación, usted aplicó las metodologías, cuantitativa y cualitativa de recolección de datos. ¿por qué optó por esa metodología?
Me parece que es mejor referirse a que fue un estudio complementario en la recolección y construcción del dato. Este estudio complementario permitió acercarse a datos de diversa naturaleza; por un lado, hace posible el análisis de datos estadísticamente representativos de todas las estudiantes. Por otro, permite conocer y profundizar en criterios, experiencias y subjetividades de las personas participantes.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.