CICDE organizó conferencia en relación a la gobernanza y la violencia urbana

Por Isabel Vargas Valladares

Brindar un espacio de discusión en el campo académico para valorar los escenarios violentos y sus numerosas respuestas fue el objetivo del coloquio sobre gobernanza y violencia urbana.

Los agentes de reacción resignifican prácticas de gestión y nuevas formas de gobernanza desde los territorios que son afectados por procesos de segregación y fragilidad urbana. Dicha actividad fue organizada por el Centro de Investigación en Cultura y Desarrollo (CICDE) de la Universidad Estatal a Distancia (UNED).

Julio Solís Moreira, investigador del CICDE y moderador del evento, explicó que la actividad se enmarcó en el proyecto CONARE: “Dispositivos sociales de la gobernanza ante la fragilidad urbana, relacionada con la segregación socio-espacial y la violencia en el Área Metropolitana de San José, Costa Rica".

Dicho estudio es una propuesta que articula a tres universidades públicas del país mediante diversas instancias de investigación, como son: el Centro de Investigación en Cultura y Desarrollo de la UNED, la Escuela de Sociología y el IDESPO de la Universidad Nacional (UNA), así como la Escuela de Geografía y la Escuela de Antropología de la Universidad de Costa Rica (UCR), acotó el investigador del CICDE.

La actividad, se llevó a cabo con la exposición por parte de los conferencistas invitados por el CICDE; Víctor Barrantes Marín, Viceministro de Justicia y Paz de Costa Rica; Mónica Vul Galperín, psicóloga e investigadora de la UCR y Ludwing Wendel González del Instituto Centroamericano de Administración Pública (ICAP).

El Viceministro de Justicia y Paz, explicó que ante las situaciones de violencia que se viven, el Ministerio de Justicia y Paz ha propuesto, la generación de procesos encaminados al desarrollo de la identidad de los jóvenes, de forma que se aborde el asunto desde una perspectiva más de corte psicosocial e integral, dirigida a grupos sociales en situación de vulnerabilidad y el disuadir conductas de violencia y delictivas.

Esta orientación se enfoca especialmente en las comunidades en donde exista un elevado riesgo de que los jóvenes sean atraídos hacia hechos delictivos, drogas, grupos de pandillas o influencias del narcotráfico y crimen organizado.

Barrantes Marín, destacó que “es importante avanzar hacia una labor preventiva progresista. Fortaleciendo una cultura de paz, en donde el conocimiento y los espacios para el sano esparcimiento cumplen papeles importantes para mitigar la violencia”. 

Para la psicóloga e investigadora de la UCR, es importante que las universidades incidan mediante investigaciones interdisciplinarias en Políticas Públicas para acciones preventivas del fenómeno de la violencia en general, y en particular en adolescentes, jóvenes y mujeres.

Por su parte, Ludwing Wendel González del ICAP, realizó una presentación de los resultados arrojados de una investigación realizada por dicha institución y que tenía como objetivo analizar de forma comparativa, las políticas de seguridad ciudadana en los cantones de Alajuelita, Escazú y Curridabat.

El investigador del ICAP, manifestó que “con el estudio realizado queda en evidencia que es necesario que las municipalidades, fortalezcan su papel de gobierno local para la ejecución de planes que involucren el territorio”.

Espacios académicos como este, evidencian la importancia de desarrollar y promover discusiones sanas que permitan impulsar medidas y políticas ajustadas a la realidad que se vive en el país y se puedan brindar guías de cómo deben de actuar todos los ciudadanos.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

{jcomments on}