Seguridad y soberanía alimentaria: nuevas formas de producción de las familias campesinas

Tanya García Fonseca, investigadora del Centro de Investigación en Cultura y Desarrollo (CICDE) de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) reveló los resultados de la investigación "Vínculos existentes entre las formas de producción de las familias campesinas y el impulso de la seguridad y soberanía alimentaria", cuyo coordinador es Jorge Luis Hernández Cascante, del PROICAM. Dicho estudio profundiza los datos del periodo 2008-2013 en cuatro comunidades, los cuales están ubicados en Cartago y el Pacífico Central.

 

Según García Fonseca, la investigación es un proceso complejo de integración de diversas unidades institucionales de la UNED), en esta orientación, el CICDE a partir del Programa Gestión de Alternativas con Organizaciones Indígenas y Campesinas Mesoamericanas (PROICAM), buscó realizar trabajos conjuntos con los Centros Universitarios de Quepos, Orotina y Cartago, a fin de generar nuevas y mejores prácticas agrícolas.

 

En este proyecto están involucradas las administradoras de los centros universitarios de Quepos, Cartago y Orotina, así como la extensionista de ese centro, además de otros colaboradores.

 

"El proyecto se desarrolla desde su orientación metodológica participativa de investigación acción, en este caso con las y los actores locales presentes en cada comunidad rural seleccionada. Así como, con la comprensión de los esfuerzos que ejecutan instituciones y organizaciones, con el fin de implementar propuestas de seguridad y soberanía alimentaria en el país", manifestó la investigadora.

 

"Desde las comunidades seleccionadas en el estudio se revisó y actualizaron las investigaciones acerca  de agriculturas familiares en Costa Rica, mediante la recuperación del enfoque territorial vinculado a las comunidades seleccionadas, con énfasis en las diferentes formas de relaciones entre instituciones y sectores sociales presentes en cada una", agregó.

 

"Además, se busca contribuir en la comprensión de la agricultura campesina en el marco actual de políticas; generar el espacio para que ellas se apropien del conocimiento oportuno sobre las distintas políticas agrícolas y su vinculación con la agricultura familiar campesina; visualizar sus esfuerzos con relación al tema de la seguridad y soberanía alimentaria y crear una base de información (línea de base) al servicio de las comunidades y la UNED, que permita una mejor comprensión sobre las particularidades y potencialidades de las mismas y en función de futuros proyectos", concluyó García Fonseca.

 

Comunidades involucradas en el proyecto:

 

Romakri: ubicada en la provincia Alajuela, en el cantón de San Mateo, esta comunidad, así como otras vecindades, se han dedicado a la producción de frutas y granos para el consumo de la familia.

 

En cuanto a la comercialización de las frutas, las productoras tienen mucha experiencia llevando sus productos a las ferias del agricultor en varios lugares de la meseta central, actividad que les ha permitido obtener mejores precios para sus productos.

 

Esta práctica, les ha permitido establecer mecanismos de comercialización eficientes que les garantiza obtener mayores ingresos económicos. El uso humano que se ha dado al espacio agrícola en esta zona, se caracteriza por el predominio del cultivo del pasto de piso, frutales como aguacate, naranja, así como de los cultivos de maíz y frijoles para consumo familiar. Se presume que con la introducción de la técnica del riego se generará una modificación en su estructura para variar la actividad agrícola con otros cultivos más rentables.

 

Cot: el distrito de Cot, está ubicado al lado sur del volcán Irazú, en el cantón de Oreamuno, en la provincia de Cartago. Los orígenes de Cot surgen en un poblado indígena huetar, cuya base de alimentación era el maíz. Cabe destacar, que Cot es una zona agrícola por excelencia, debido a la fertilidad de sus tierras y su clima. Entre sus principales productos se puede mencionar el maíz, el frijol, la papa, las hortalizas y las legumbres en menor grado.

 

En la actualidad, esta zona se ha transformado drásticamente púes en este momento las tierras de Cot se dedican principalmente a monocultivos, actividad que va en contra de la seguridad y soberanía alimentaria, debido a sus prácticas.

 

Los Ángeles: fundado en el 2007, el cantón de Parrita de la provincia de Puntarenas también estuvo habitado por indígenas huetares. Entre los productos que más se producían en esa zona se destacan el banano, el maíz, el frijol, la sandía, el melón y el arroz, entre otros.

 

En el caso del frijol y el maíz se produce y cosecha de forma manual a diferencia del arroz y melón. La principal fuente de ingreso de las familias es la venta de sus siembras aunque esta se ve limitada por la falta de compradores o mercados donde venderlas.

 

En relación con la flora y fauna se dice que este cantón es un "diamante en bruto" debido a que posee 42km de costa, montañas, cascadas, riachuelos, monos cariblancos, mariposas, lapas, osos perezosos entre tantas maravillas naturales.

 

En la actualidad, el equipo de investigación del proyecto "Vínculos existentes entre las formas de producción de las familias campesinas y el impulso de la seguridad y soberanía alimentaria. Estudio en cuatro comunidades seleccionadas de Cartago y Pacífico Central en el período 2008-2013" continúan recopilando información para actualizar los resultados de la investigación.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

{jcomments on}