Investigadores del CICDE presentaron informe de conceptos y percepciones acerca de Dios en Mesoamérica

El ICECU recibe cientos de cartas cada semana procedentes principalmente de Centroamérica.Andrey Pineda y Dagoberto Núñez, ambos investigadores del Centro de Investigación en Cultura y Desarrollo (CICDE) de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) presentaron el informe final "Percepciones y conceptualizaciones de Dios en Mesoamérica. Análisis de la correspondencia de Escuela para Todos".

 

La actividad se llevó a cabo en el Centro Universitario San José el pasado 7 de agosto en horas de la mañana. Este informe determina las percepciones y conceptualizaciones sobre Dios (siguiendo la correspondencia del Archivo Celeste del Instituto Centroamericano de Extensión de la Cultura (ICECU) de la Fundación Escuela para Todos, bajo un paradigma tipológico que permite, desde ciencia que estudia el conocimiento humano (epistemología), distinguir la simple observación de la comprensión.

 

¿Qué es el ICECU?

 

Es una institución de bien público sin fines de lucro, creada por la Asamblea Legislativa de Costa Rica en 1963 por la ley 3215. La idea del ICECU fue gestada como un programa de educación para los campesinos de Centroamérica, basado en el respeto a las necesidades en intereses que cada persona manifiesta.

 

Objetivo

 

El objetivo del ICECU es difundir la cultura general a personas que han tenido poca o ninguna posibilidad de beneficiarse con los sistemas regulares de educación.

 

Forma de trabajo

 

El ICECU recibe cientos de cartas cada semana procedentes principalmente de Centroamérica. Se separan las preguntas que vienen en ellas y se asigna un redactor para que investigue el tema y responda la consulta. Luego se redactan las respuestas adaptando el lenguaje y el contenido a las necesidades propias de la persona que planteó la pregunta. Todas las preguntas son contestadas por correo. Algunas respuestas se responden también por el programa de radio.

 

Según Pineda, la investigación parte de una diversidad de hechos, tanto en la parte histórica como social. "En ese sentido, uno de los grandes problemas que nos planteamos fue el siguiente: si el ICECU ha sido de índole intercultural, respetuoso y promotor de esta diversidad, o a tendido a afiliarse a entes dominantes. Así pues, el proyecto intercultural se viene configurando de forma decidida y políticamente beligerante; en esa línea, si creemos que este proyecto puede brindar un aporte importante a la educación intercultural".

 

"Entendiendo que no nos queríamos centrar en una reproducción de las formas institucionales dominantes de la región, la idea no era matricularse con ninguna institución particular o religiosa, tampoco era adversar a estos, aunque si somos críticos en este trabajo", finalizó Pineda.

 

De igual manera, Dagoberto Núñez, dijo que Las tipologías que recogen las percepciones y conceptualizaciones acerca de Dios en el informe, son muestras de observación, por una parte, de un conjunto variado de percepciones sobre Dios (del ser humano y de la sociedad mesoamericana) y al mismo tiempo, por otra parte, hacen síntesis de la comprensión (global) de esa diferencias, en la medida en que se asocien las mentalidades religiosas con el contexto socio-religioso y económico-social.

 

Entre las inquietudes que surgió durante la investigación destacó la pregunta: ¿Qué tienen de diferente estas preguntas sobre Dios tan aparentemente idénticas?, interrogante que dio como respuesta lo siguiente: el equipo de trabajo de Escuela para Todos genera escuela a partir de un método de archivo, recibe una consulta y va guardando los núcleos temáticos de la respuesta, adicionándole nuevos elementos conforme lo demandan los matices de las nuevas preguntas; esto significa, que Escuela para Todos va manteniendo el núcleo temático de la respuesta, con matices, según las preguntas van demandándolo, señala el informe.

 

Cabe señalar que los investigadores realizaron una evaluación del ICECU como proyecto intercultural, la cual arrojó las siguientes conclusiones:

 

El ICECU mantiene -a nivel macro socio/cultural- un vínculo con el modelo de la cristiandad, al que permanece anclado el catolicismo mesoamericano, dejando en evidencia, que la audiencia que figura como laico-dependiente o reformista, queda en una posición cómoda en este vínculo. No así el laico clasificado como profético e iluminado.

 

Otro punto, es que históricamente la afluencia de cartas desde el origen del ICECU hasta hoy, revela que el instituto pasó de guatemaltequizadas a costarriqueñizarse; es decir, que en la primera década -a diferencia de la última- la presencia costarricense de preguntas puede haber influido de manera significativa las respuestas, que según el informe podrían haber sido "tiquizadas".

 

Finalmente, el ICECU en sus respuestas tiende a ser portavoz de una voz católica oficial, lo cual resta credibilidad a sus principios de interculturalidad. Asimismo, el ICECU está más anclado al proyecto cultural tradicional (restaurador de una cultura católica) que al sustantivo o alternativo.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

{jcomments on}