Municipalidad de Orotina acoge proyecto de estudiante UNED

 

  

Con el apoyo en asesoría y acompañamiento que le brindó el grupo Proto-Red de la Vicerrectoría de Investigación de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), Jairo Godínez, estudiante del Centro Universitario de Orortina, presentó la propuesta para el modelo de alcantarillado sanitario en el casco central de Orotina y el sistema para tratamiento de aguas residuales.

    

El proyecto se divide en dos etapas. La primera consiste en realizar diversos estudios de pre-factibilidad; la etapa de ejecución contempla el mejoramiento del manejo de aguas servidas y negras, así como la implementación de un alcantarillado sanitario acorde con los parámetros del Ministerio de Salud.

 

Los estudios de propuestos incluyen la caracterización geofísica con la que pretende determinar la ubicación topográfica del casco central de Orotina, su hidrografía, geomorfología, geología, clima, brillo solar y viento. Otros estudios son de uso de suelo y la caracterización demográfica.

 

A Godínez le solicitaron en su antiguo trabajo, el Ministerio de Salud Pública, que presentara la propuesta; sin embargo, en esa instancia no fue posible darle curso al proyecto. No obstante, el ahora funcionario del Servicio Nacional de Aguas Subterráneas Riego y Avenamiento (SENARA) se siente optimista porque la Municipalidad de Orortina acogió su propuesta.

  

Según explica el estudiante de la Carrera Manejo de Recursos Naturales, en Orotina la mayoría de casas tienen tanque séptico, lo que ocasiona dos problemas: uno económico para las familias y otro de impacto ambiental pues no hay una buena deposición de las aguas negras y grises; eso provoca degradación de aguas pluviales y de diversos ecosistemas.

 

Además, en 1989 se realizó un estudio de aguas, el cual reveló que el agua que abastece al cantón se encuentra contaminada por coliformes y que tal insalubridad persiste en todos los puntos de muestreo. Según la investigación presenta un nivel promedio general de 222 coliformes totales por cada 100ml y 39 coliformes fecales por cada 100ml. Por eso, son necesarios métodos de tratamiento de agua potable en todos los ámbitos.

 

"Aunado al interés por paliar el deterioro en el ambiente, existe una ley que obliga a los municipios a darle el tratamiento adecuado a las servidas; se trata de la Ley de Gestión Integral de Residuos (GIR); fue por estas dos razones que la Municipalidad de Orotina se interesó en el proyecto", dijo Godínez.  

  

En palabras de Jairo, su proyecto ofrece dos beneficios principales: el mejoramiento en la salud de la población del casco central de Orotina y la reducción del impacto de la actividad humana en el ambiente.

 

"Con la implementación del proyecto se protege tanto la salud pública como la del ambiente. La primera mediante la prevención de enfermedades infecciosas y gastrointestinales; la segunda mediante la elaboración y ejecución de un plan de gestión de recurso hídrico compatible con los postulados de desarrollo humano sostenible y dentro del marco de una ley de recurso hídrico integral y moderna", manifestó el estudiante.

 

Otra de sus metas incluye posicionar prioritariamente la agenda del cambio climático, en el ámbito nacional e internacional.

 

El proyecto beneficiará a la población del casco central del cantón de Orotina; es decir, a unas 3158 personas, según el último censo realizado por la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) en el 2009, representados en las localidades del distrito central, Tres Marías, San Rafael, San Vicente, el Carmen, Cementerio e INVU.

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  

{jcomments on}