Investigación busca conocer el estado emocional de la población de Costa Rica frente al COVID-19

El Ministerio de Salud, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), la Universidad Estatal a Distancia (UNED) y la Universidad Nacional (UNA) aplican desde el pasado 9 de octubre una encuesta en línea. ¡Participe!

Estudio liderado por la UNED espera aportar información que favorezca la promoción de la salud mental de habitantes del país

Investigación recibió declaratoria de interés institucional por parte del Ministerio de Salud y la UNED

Es muy probable que, durante este periodo de pandemia, usted haya experimentado cambios en su estado emocional, una condición normal, según profesionales en psicología. Con el objetivo de conocer cómo afecta el COVID-19 la vida cotidiana de la población, un equipo de investigación nacional e internacional desarrolla un estudio que orientará el abordaje de esta situación.

La investigación se denomina “Salud mental y relaciones con el entorno en tiempos de COVID-19” y usted puede participar completando un cuestionario en línea disponible aquí. En este estudio unen esfuerzos el Ministerio de Salud y la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), así como la Universidad Nacional (UNA) y la Universidad Estatal a Distancia (UNED).

"La pandemia nos ha puesto la vida de cabeza y, además de las consecuencias sanitarias y económicas que experimentamos, es totalmente lógico que también tenga efectos en la salud mental, considerando que las medidas de prevención incluyen confinamiento, distanciamiento físico y restricción en la movilidad; en general hay un gran cambio en la realidad social cotidiana”, dijo Eva Carazo Vargas, investigadora principal del estudio.

De acuerdo con la experta, la investigación “ayudará a entender la manera en que el COVID-19 está afectando la vida cotidiana y generará resultados que podrán orientar los esfuerzos para responder mucho mejor a las necesidades de la población, promoviendo la salud mental y el bienestar”.

“Estamos invitando a toda la población a participar, ya sólo el hecho de compartir lo que se está viviendo es positivo y, saber además que esa información nos permitirá enfrentar mejor esta situación, representa un importante beneficio para la gente”, agregó.

Carazo Vargas detalló que la investigación incluye preguntas muy sencillas que permitirán entender con profundidad el impacto cognitivo, conductual, emocional y físico, el riesgo percibido y el miedo al contagio, así como la capacidad y estrategias de afrontamiento de la población.

“Durante esta época puede ser que sintamos ansiedad, enojo, tristeza o temor, pérdida o aumento en el apetito, que nos conmueva la reacción solidaria de mucha gente o que nos preocupe que otra no esté cumpliendo las medidas sanitarias, todas estas emociones serán abordadas en el estudio”, aseveró.

El equipo investigador espera aportar información sólida que facilitará a las instancias responsables la atención de la salud mental de la población, en especial de los grupos más vulnerables, que resultan más afectados por esta enfermedad y por las consecuencias psicosociales que ha generado.

Adicionalmente, la investigación indagará en el cumplimiento de medidas sanitarias y respeto de la burbuja social, también explorará las afectaciones y estrategias actuales y futuras en el ámbito educativo bajo modalidades de educación presencial, a distancia, virtual y mixta.

El estudio estará a cargo de un equipo de profesionales de Costa Rica y de España con amplia experiencia en investigación, en psicología y en estadística.