Reflexionan sobre el quehacer de la extensión universitaria frente al COVID-19

La Red Latinoamericana de Servicios de Asesoría Rural (RELASER) y las cinco universidades públicas analizaron el quehacer de la extensión frente a la crisis sanitaria

Por Karol Ramírez Chinchilla.

¿Cómo pueden las universidades públicas desde la extensión apoyar a la reactivación del sector socio-productivo del país ante la crisis sanitaria del COVID-19? Esta fue una de las preguntas que motivó la reflexión académica alrededor de los servicios, contribuciones e impactos que debe promover la extensión universitaria en tiempos de pandemia.

El diálogo y el intercambio de saberes fueron desarrollados en el conversatorio virtual “Reinventando la extensión universitaria en tiempos de pandemia”, organizado el 24 de junio por La Red Latinoamericana de Servicios de Asesoría Rural (RELASER) y las cinco universidades públicas costarricenses: Universidad de Costa Rica (UCR), Tecnológico de Costa Rica (TEC), Universidad Nacional (UNA), Universidad Estatal a Distancia (UNED) y Universidad Técnica Nacional (UTN).

RELASER es una red que impulsa mediante foros nacionales el mejoramiento y posicionamiento de los Servicios de Extensión a nivel latinoamericano. En Costa Rica, el foro se creó a inicios del 2014 y está conformado por organizaciones públicas, organizaciones privadas, academia, gremios profesionales y organismos internacionales.

Este conversatorio forma parte de las acciones a emprender en el marco del proyecto que desarrolla el foro Costa Rica, denominado "Entrega de servicios de extensión hasta la última milla: Mejorando el acceso de los agricultores familiares a la innovación y a servicios de extensión pluralistas y basados en la demanda", financiado por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA).

La UNED está representada en RELASER por las académicas Martha Calderón Villalobos y María Elena Murillo Araya, de la Escuela de Ciencias Exactas y Naturales (ECEN).

Como parte de las acciones orientadas a generar análisis alrededor de temas prioritarios para los países miembros, RELASER unió esfuerzos con las universidades públicas para impulsar este espacio de reflexión relacionado con la importancia de la extensión universitaria para Costa Rica y cómo puede aportar en el contexto actual frente a la crisis pandémica.

Para ello fueron convocadas las personas que ocupan las vicerrectorías o direcciones de Extensión y/o Acción Social de las instituciones de educación superior pública: Sandra Araya Umaña (vicerrectora UCR), Jorge Chaves Arce (vicerrector TEC), Yadira Cerdas Rivera (vicerrectora UNA), Javier Ureña Picado (director UNED) y Luis Fernando Chaves Gómez (vicerrector UTN).

El conversatorio virtual estuvo moderado por el especialista en educación y extensión agrícola, Juan Calivá Esquivel, quien ha laborado para el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) como especialista en Educación y Extensión Agrícola por más de 30 años.

Entre las reflexiones generales del foro destacó la importancia de fortalecer la unión interuniversitaria para promover acciones pertinentes en los territorios, de acuerdo con sus características y necesidades. Asimismo, fue mencionada la urgencia de atender las grandes desigualdades sociales que desnudó la crisis sanitaria generada por el COVID-19 en diferentes poblaciones.

Con la crisis, “se potenciaron las grandes desigualdades, lo que permite analizar qué se puede hacer desde la extensión”, comentó la vicerrectora de Acción Social de la UCR, quien abogó por una visión política para contextualizar las desigualdades sociales y económicas.

Para la vicerrectora de Extensión de la UNA, las acciones con las comunidades y poblaciones deben, sin embargo, ser abordadas bajo un diálogo de saberes, sin caer en el extensionismo transferencista. Es necesario “idear una propuesta con un enfoque integral inter y multidisciplinario”, con agendas priorizadas y consensuadas con visión territorial, señaló.

El director de Extensión de la UNED indicó que es importante trabajar en los territorios de la mano de la innovación, entendida como la capacidad de hacer algo nuevo, pero que “viene desde adentro”, así como ofrecer un acompañamiento real en actividades más integrativas, con mayor capacidad de incidencia y una mayor vinculación entre el productor y ese vecino cercano.

En tiempos de pandemia, las universidades públicas deben apostar a “un proceso imaginativo, creativo, constructivo para buscar nuevas formas de acercamiento con las comunidades y sectores productivos y socio-productivos, y empezar a reconstruir ese camino, pero desde otra perspectiva para la atención de las necesidades”, acotó Chaves Gómez, vicerrector de Extensión y Acción Social de la UTN.

El vicerrector de Investigación y Extensión del TEC afirmó que “estamos en tiempos de reinvención, de revaloración de la extensión, y tenemos muchos actores, muchos académicos nuevos, muchas metodologías que cambiar para mejorar la efectividad de la extensión”. En su intervención destacó el apoyo del TEC para el fortalecimiento del sistema de salud en tiempos de crisis sanitaria.

Si desea ver el foro completo ingrese aquí.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.