Proyectos de Regionalización Interuniversitaria impactan la Región Chorotega

Por Karol Ramírez Chinchilla

La comunidad guanacasteca conoció esta semana el impacto generado por los proyectos de Acción Social desarrollados por la UNED bajo el Programa de Regionalización Interuniversitaria durante el 2018. Los resultados fueron socializados desde la viva voz de las personas beneficiarias, quienes contaron cómo han logrado mejorar sus condiciones de vida y las de sus comunidades.

La rendición de cuentas se realizó el jueves en el Centro Universitario de Santa Cruz, ante funcionarios, gestores de proyectos y personas beneficiarias, así como representantes del sector municipal. En la jornada fueron expuestas cinco iniciativas desarrolladas en la región, así como las etapas de seguimiento que tendrán durante este año.

En la apertura de la actividad, Yerlins Miranda Solís, coordinadora regional del Programa de Regionalización Interuniversitaria de la Región Chorotega, destacó la importancia de presentar de forma transparente a la comunidad los resultados de las iniciativas que se proponen impactar de forma positiva el desarrollo integral de las personas de la zona.

En su mensaje agradeció a todas las sedes de la UNED en Guanacaste por el esfuerzo y la dedicación para la buena ejecución de las iniciativas del programa, y a las dependencias de la UNED que han apoyado de cerca los proyectos, tal es el caso de la Dirección de Extensión Universitaria, con su Programa de Desarrollo Gerencial y su Área de Comunicación y Tecnología, y de la Escuela de Ciencias Sociales y Humanidades.

La sesión contó con las experiencias de los propios protagonistas de los proyectos: las personas participantes en cada uno de los procesos formativos ejecutados para alcanzar el objetivo de mejorar las condiciones de vida de los habitantes de la región chorotega y coadyuvar al desarrollo de las comunidades de la provincia, según sus características sociales y las necesidades indentificadas de previo.

Ofimática. “El día que fui a la UNED fue la primera vez que tuve una computadora tan cerca. Las otras veces fue cuando fui a la clínica o al banco. Cuando me pusieron una computadora tan cerca, yo me dije ‘ahora qué hago’. Gracias a Dios tuve esta oportunidad porque he aprendido bastante, a pesar de que aún no alcanzo mi sexto grado”, dijo Matilde Ramírez Esquivel, estudiante adulta mayor del Centro Universitario de Tilarán.

Ella formó parte del grupo del Centro Universitario de Tilarán, que participó en el proyecto “Generación de capacidades en ofimática de las personas emprendedoras de los cantones de Tilarán, La Cruz, Santa Cruz y Nicoya, para el desarrollo y mejora de sus negocios”, el cual benefició a 49 personas en total.

Esta iniciativa comenzó con un estudio para determinar las necesidades y características de los emprendedores de los cantones participantes y se afianzó con la realización de productos finales como un manual de Word, 28 sesiones de capacitación en el Centro Universitario de Nicoya, 28 sesiones de capacitación en el Centro Universitario de Tilarán, y 14 sesiones de capacitación en el Centro Universitario de La Cruz.

“Agradezco a la UNED que me ha dado el privilegio de asistir a estas capacitaciones. Hace unos años vi estas iniciales (señala el logo de la UNED) y dije: ‘ojalá algún día llegue a Tilarán' y gracias a Dios que así fue, hoy somos muchas las familias que nos hemos beneficiado”, dijo Ramírez Esquivel, quien llegó acompañada de otra de sus compañeras de curso, Ana Cecilia Monestel Montoya.

“Yo puedo Ser Bachiller” fue el proyecto presentado por la administradora del Centro Universitario de Santa Cruz, Lúcida Guevara Gómez, quien trabajó junto con Rubén Medina Carrillo. Al introducir sus objetivos, Guevara Gómez acotó que el nombre del proyecto en primera persona pretende empoderar a los estudiantes para que puedan alcanzar su meta académica.

“Gracias a la oportunidad que me dieron en la UNED tendré un cambio en mi vida. Tengo dos chiquitos y un esposo sobreviviente de cáncer, ahora puedo estar más tranquila porque puedo conseguir un trabajo, ir a la universidad y tener una mejor calidad de vida”, acotó Glenda de La O Guadamuz.

Este proyecto está dirigido a personas que residan en los cantones de Santa Cruz y Nicoya y que no hayan aprobado su bachillerado en el programa de educación abierta del Ministerio de Educación Pública. Para ello, se imparte un proceso de capacitación con los conocimientos y destrezas necesarias para lograr su título de bachillerato. En total, se lograron más de 100 nuevos bachilleres.

Con dicha iniciativa fue posible obtener una base de datos completa con la información de personas mayores de 18 años que no han concluido su bachillerato en el cantón de Santa Cruz. Además, elaboraron tres guías de estudios completamente validadas, se aplicaron pruebas diagnósticas y se diseñaron dos estrategias académicas de acompañamiento.

Comunidades activas. Albert Pereira Durán y Daniel Hamilton Ruiz Arauz, del Centro Universitario de Nicoya, presentaron la iniciativa “Fortalecimiento de las Capacidades del Recurso Humano de las Organizaciones de Base Comunitaria para la Formulación y Gerencia de Proyectos en los Cantones de Cañas, Tilarán, Santa Cruz, Carrillo, Nicoya, Hojancha y Nandayure”.

Pereira Durán, gestor del proyecto, explicó que el público meta de esta iniciativa son asociaciones de desarrollo integral, asadas, gobiernos locales y sociedad civil. Para ello, se realizaron 24 sesiones de capacitación en el Centro Universitario de Nicoya, 16 sesiones en el Centro Universitario de Sata Cruz, y ocho sesiones en el Centro Universitario de Cañas y en el Centro Universitario de Tilarán, cada uno.

Al final del proceso, fueron formulados 71 proyectos comunitarios para ser gestionados ante las respectivas instituciones públicas. Por ejemplo, Sandra Armijo Matarrita, quien forma parte de una Asociación de Desarrollo acotó que “este curso vino a ampliarme un panorama totalmente diferente al concepto que yo tenía sobre cómo se plasmaban los proyectos”.

“Ahora en la Asociación, que conformamos 25 personas, nosotros sentimos que tenemos una guía para poder presentar un proyecto más rápido. Muchas veces presentábamos el proyecto y no sabíamos a qué institución pertenecía”, agregó.

Por su parte, José Carlos Sequeira Sequeira, emprendedor nicoyano que trabaja con la Asociación de Desarrollo Integral de Tamarindo, contó su experiencia como estudiante y en el proceso de inscripción de un proyecto que dotará de parqueo y baños públicos a Tamarindo, con acceso a financiamiento ilimitado de fondos no reembolsables

“Ojalá la UNED siga replicando este curso para que vengan nuevos estudiantes y con ellos, nuevos proyectos. Solicitamos además la continuación para quienes queremos saber el tema de planificación, contabilidad, costos, estimaciones y fuentes de financiamiento”, acotó.

Otra de las experiencias conocidas fue la de Roxana Durán González, de la Pastoral Social Cáritas, quien afirmó que “por muchos años, habíamos tenido siempre la dificultad de no tener el acompañamiento y orientación para poder desarrollar proyectos, bendito sea Dios, que conocimos este gran aporte que da la UNED, valoramos mucho el aprendizaje”.

Medina Carrillo, funcionario del Centro Universitario de Santa Cruz, expuso también el proyecto “Expandiendo el conocimiento de Tecnologías en Redes y Telecomunicaciones en el Territorio Santa Cruz –Carrillo (UNED-CISCO)”, para el cual cuenta con el apoyo de la administradora del Centro y de Adrián Morales Alfaro, coordinador del Área de Comunicación y Tecnología, de la Dirección de Extensión Universitaria.

El propósito de la iniciativa fue capacitar la población utilizando la Academia Innovación Tecnológica en Redes UNED - CISCO. Medina detalló que el proyecto también contó con la dirección técnica del Ministerio de Educación Pública.

El último proyecto presentado fue “Formación integral para emprendimientos turísticos comunitarios, dirigido a miembros de la Asociación administradora de la producción agrícola y coordinación institucional del Asentamiento el Sombrerito y vecinos de la comunidad de Tierras Morenas”.

En una etapa inicial fueron identificadas las capacidades y competencias de los miembros de la Asociación interesados en recibir una formación integral en pro de los emprendimientos turísticos comunitarios y, seguidamente, fueron capacitados en turismo, emprendimiento, inglés conversacional, tecnología y liderazgo.

Esto se logró con el apoyo de la Asociación Administradora de la producción agrícola y coordinación institucional del Asentamiento el Sombrerito; el Área de Comunicación y Tecnología de la Dirección de Extensión; el Programa de Desarrollo Gerencial de la Dirección de Extensión; la Cátedra de Emprendedurismo Turístico, de la Escuela de Ciencias Sociales y Humanidades (ECSH), y el Centro Universitario Tilarán.

Como reflexión final, la administradora del Centro Universitario de La Cruz, Alejandra Chacón Peña, destacó la pertinencia de los proyectos presentados y la importancia de la acción social que desarrolla la Universidad para el mejoramiento de vida de la población costarricense.

Si desea ver las fotografías de la rendición de cuentas, pulse aquí.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.