CONARE reafirma vocación de rendición de cuentas

Por Karol Ramírez Chinchilla

El Consejo Nacional de Rectores (CONARE) afirmó que apoyará todo proceso tendiente al ejercicio de rendición de cuentas, ante la iniciativa legislativa para que de conformidad con el Artículo 121, inciso 23 de la Constitución Política, y el artículo 190 del Reglamento de la Asamblea Legislativa, se conforme una Comisión Especial que estudie, analice y eventualmente proponga proyectos de ley o reformas en la administración del Fondo Especial para el Financiamiento de la Educación Superior (FEES).

“El CONARE ha mantenido y mantendrá sus políticas constantes de rendición de cuentas y de transparencia en el ejercicio de las potestades públicas inherentes a la autonomía universitaria, razón por la que apoyará toda iniciativa tendiente al ejercicio de dicha transparencia y rendición de cuentas”, indican las universidades públicas en un comunicado de prensa.

Las instituciones de educación superior apuntan que: “nos ponemos a la disposición de la Asamblea Legislativa para ello, en el entendido de que cualquier acuerdo legislativo tendrá como fundamento y respetará el orden constitucional vigente, preservando el régimen de autonomía constitucional de que gozan nuestras instituciones y que ha permitido en Costa Rica el desarrollo de una Educación Superior de altísima calidad, inclusiva y pertinente”.

Afirman que entienden “esta iniciativa como una solicitud de rendición de cuentas que poseen nuestras universidades públicas ante la Nación costarricense. Los gastos e inversiones a los que se destinan el Fondo Especial para el Financiamiento de la Educación Superior (FEES) son públicos. Así consta en el Plan Nacional de Desarrollo de la Educación Superior Universitaria (PLANES) con visión quinquenal y en los diferentes presupuestos sometidos a la aprobación de la Contraloría General de la República, institución auxiliar de la Asamblea Legislativa en la vigilancia de la Hacienda Pública, ante la que son formulados, ejecutados, evaluados y liquidados”.

En el comunicado de prensa, el CONARE apuntó que las universidades estatales “han sido pioneras en planificación a largo plazo y en la evaluación del cumplimiento de su plan de desarrollo mediante la aplicación y seguimiento de indicadores específicos, claros y precisos, que son reconocidos como su instrumento oficial de rendición de cuentas”.

“La autonomía universitaria confiere un ámbito de independencia en el ejercicio de la función pública que implica como contraparte un claro régimen de responsabilidad pública en su ejercicio, la existencia de un régimen de rendición de cuentas y de transparencia en el actuar de nuestras instituciones”, añaden.

El CONARE consigna que la independencia dada a las instituciones estatales de educación superior estatal por el constituyente originario no puede ser “menoscabada, condicionada ni limitada, lo que no significa que nuestras instituciones no asuman el cumplimiento de su deber constitucional, ético y cívico, de mostrar a la ciudadanía la forma en que son invertidos los fondos destinados al financiamiento de la educación superior universitaria estatal”.