Investigación de la UNED recopila las experiencias en la recuperación de Salitre

Por Karol Ramírez Chinchilla.

Desde la propia perspectiva de sus protagonistas, una investigación del Centro de Investigación en Cultura y Desarrollo (CICDE) de la UNED se propuso recopilar las experiencias y acciones comunitarias emprendidas por la población indígena para la recuperación del territorio de Salitre, durante los años 2010 al 2017.

La investigación titulada “El territorio indígena de Salitre: derechos, memoria y violencia, 2010-2017”, fue realizada por un equipo del Programa Cultura Local Comunitaria y Sociedad Global (Procultura) del CICDE, conformado por Xinia Zúñiga Muñoz (investigadora y coordinadora), Juan Antonio Gutiérrez Slon (coinvestigador), Mariana Delgado Morales (investigadora comunitaria), Pablo Sibar Sibar (investigador comunitario) y Cesar Moya Aburto (asistente de investigación).

El equipo investigador presentó los resultados del proyecto, ante la comunidad universitaria e indígena en el campus universitario Fernando Volio Jiménez, en Mercedes de Montes de Oca, en una actividad en la que estuvieron acompañados por la vicerrectora de Investigación, Lizette Brenes Bonilla, y el director del CICDE, Luis Paulino Vargas Solís.

“Este es el aporte de la UNED para compilar, analizar y presentar esta lucha indígena y que quede registrada no solo en la memoria sino también documentada como parte de la historia nacional”, anota el proyecto.

Al presentar la investigación fueron repasados sus objetivos, centrados en la necesidad de aportar al proceso de historización y memoria compartida de la experiencia vivida por los protagonistas durante las recuperaciones de fincas en diferentes comunidades, así como obtener la documentación de las divergentes posiciones de la población indígena de Salitre acerca de las acciones de distintos grupos para la recuperación del territorio.

Como parte de los antecedentes del conflicto, se detalló que las recuperaciones iniciaron con tierras más pequeñas en lotes de la comunidad de Cebror, entre el 2010 y 2012. Asimismo, en ese año 2012, se dieron las recuperaciones en fincas de la comunidad de Puente.

Entre las recuperaciones fueron citadas la de Río Azul en enero del 2013, que fue “sumamente violenta y alerta sobre la situación”. Otras recuperaciones simultáneas ocurrieron en el año 2014, donde se logran recuperar más de 800 hectáreas y se expande la lucha a varias comunidades.

Las recuperaciones disminuyeron en el 2015 y 2016 pero se lucha en el sostenimiento del territorio recuperado, apunta.

La investigación evidencia las expresiones de violencia presentes en el conflicto por la recuperación del territorio e identifica los discursos acerca del indígena y sus luchas por el territorio construidos desde los medios de comunicación

Caracteriza además el papel del Estado costarricense en el conflicto que se da entre la población indígena y no indígena respecto de la posesión del territorio de Salitre.

Como parte de sus principales conclusiones, la investigación consigna que Salitre continúa sin estudios técnicos ocho años después de la primera recuperación. Asimismo, indica que “no se ha ejecutado ningún desalojo a pesar de que hay varios aprobados por la vía administrativa y por la vía judicial”.

“Queda claro que la solución del conflicto sigue estando en la vía política aún después de haber transitado por la vía judicial”, anota, al agregar que “los continuos incumplimientos por parte de las Administraciones de Gobierno son violatorios a los derechos indígenas, por lo que generan pérdida de confianza para cualquier escenario de negociación”.

Otras consideraciones finales destacan que:

• La omisión institucional y gubernamental estimula las recuperaciones de hecho y también el conflicto que se ha extendido a otros pueblos y comunidades.
• La acción de recuperación directa/de hecho se instala como única vía para (re)ocupar el territorio que les pertenece por derecho.

• La reacción violenta del grupo de finqueros ante las recuperaciones y la falta de decisiones técnicas y políticas han judicializado el conflicto, el territorio y la vida de las personas

• Se da una presencia de la policía que no es usual en ninguno de los otros territorios indígenas ni comunidades rurales es en el país.

• El conflicto por el territorio en Salitre- con una multiplicidad de actores- ha agudizado otros conflictos que abarcan otras áreas de la vida comunitaria, complejizando aún más la dinámica de relaciones dentro del territorio.

• El fortalecimiento identitario y la rehabilitación de la cultura bribri es un recurso político /cultural que se ha convertido en una urgencia que trasciende al grupo de recuperadores y que está siendo canalizado por la vía del Consejo Ditsö Iria Ajkönük Wakpa.

• Las mujeres han jugado un papel destacado en la lucha por el territorio

La investigación anota que la situación de Salitre se presenta como un referente en la violación de los derechos indígenas, principalmente territoriales y autonómicos, además, anota que las recuperaciones se enmarcan como acciones comunitarias frente a una historia de injusticia: usurpaciones, incertidumbres, desprotecciones e incumplimientos por parte del Estado costarricense.

Si usted desea conocer más sobre el proceso de investigación, puede escribir al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Para ver el álbum de fotografías, pulse aquí.

{jcomments on}