Laboratorio de Ecología Urbana presentó resultados que versan sobre el estudio de las Palomas de Castilla

Investigadores de la UNED presentaron alternativas que mejoren las condiciones de la especie en zonas urbanas

Por Evelyn Gutiérrez Soto

Paloma de CastillaEl Laboratorio de Ecología Urbana (LEU) desarrolló el Coloquio “Paloma de Castilla” (Columbia Livia) en parques urbanos de Costa Rica, en donde se presentaron los resultados del trabajo que se viene realizando en los parques urbanos de la meseta central, cuyo objetivo primordial es colaborar con el manejo adecuado de la especie.

La actividad fue presentada a un grupo interdisciplinario de actores institucionales para abordar el tema del manejo de la Paloma de Castilla en parques urbanos. En este contexto, representantes de las municipalidades de Goicoechea, Cartago y San José, así como funcionarios del Ministerio de Salud (entidad que coordina), el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA), Universidad Nacional (UNA), el Sistema Nacional de Áreas de Conservación de (SINAC), el Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ) y Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos, fueron parte del público que siguió con detenimiento los resultados propuestos por los académicos de la UNED.

Zaidett Barrientos Llosa, coordinadora del LEU, señaló que el estudio incluyó los datos del proyecto Monitoreo de patógenos y de plomo en zonas urbanas costarricenses utilizando palomas (Columbia livia) y líquenes como bioindicadores, financiado con recursos del Fondo Especial para la Educación Superior (FEES). En este estudio participó Carolina Seas funcionaria del LEU, así como la estudiante del programa de Manejo de Recursos Naturales, Andrea Cabalceta Méndez.Zaidett Barrientos

Además, Barrientos Llosa indicó que se “presentó un método moderno y más eficiente para realizar monitoreos de palomas el cual se denomina Fotografías Panorámicas. Así mismo, se mostró el tamaño de la población de palomas de 12 parques y su relación con variables ambientales”.

La académica también manifestó que “se mostró la opinión de visitantes de los parques en cuanto a alimentación de las aves, de si son o no plagas, su abundancia, su función social y sobre los métodos de control que consideran aceptables”.

A nivel mundial una de las principales recomendación en relación con el manejo de estas aves es educar a las personas para que no las alimenten. Sin embargo, las personas siguen dándoles de comer y las poblaciones no han disminuido. Por esta razón, el laboratorio de Ecología Urbana a través de sus investigadores ha propuesto un enfoque completamente innovador para darles un manejo idóneo en el cual incorporan la percepción social de las personas y un trato más humanitario.

Finalmente, algunas recomendaciones que brinda el LEU en torno al tema son:
1. Realizar monitoreos del tamaño de la población utilizando el método de fotografías panorámicas al menos una vez al año y durante un periodo prudencial antes y después de cualquier medida de control que se implante.
2. Determinar cuál es el tamaño de la población que se permitirá en cada parque tomando en cuenta la cantidad de personas que las alimentan.
3. Establecer la dieta y cantidad adecuada de alimento que se debe dar a las palomas para que estén sanas. Hay que considerar la población actual y hacer ajustes periódicos según vaya cambiando el tamaño de la población.
4. Identificar un mecanismo para que se les brinde a las palomas el alimento. Por ejemplo: voluntarios, vendiendo parte del alimento y dándoles el alimento que no hayan comprado los visitantes del parque, etc.
5. Seleccionar un anticonceptivo, que podría ser hormonal.
6. Establecer el mecanismo para brindarles el anticonceptivo y recoger los sobrantes para que no interfieran en la reproducción de otras especies.
7. Se debe permitir que se reproduzcan en algunas ocasiones para garantizar una población saludable y estable.
8. Anillar las aves y darles un seguimiento con control veterinario, administrándoles los desparasitantes y medicamentos que se requieran.
9. Determinar el patrón de actividad y desplazamiento de las palomas para saber si se movilizan a otras zonas y si requieren más ejercicio físico o una adecuación de la alimentación que se les brinde.
10. Organizar un programa de educación para que el público esté enterado del cambio en el manejo de las palomas y ayude a mantener una población sana, estable y bien manejada.
11. El seguimiento de estas recomendaciones permitirá que las palomas cumplan una función de distracción y educación ambiental de la población sin presentar riesgos a la salud humana.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

{jcomments on}