Estudiantes de la Región Brunca compartieron en el III Encuentro Regional UNED San Vito 2017

Por Angélica Cordero Prendas.

En aras de generar un espacio para el intercambio de experiencias alrededor de actividades recreativas, los Centros Universitarios de la UNED en la Región Brunca participaron el fin de semana del III Encuentro Regional UNED San Vito 2017, una actividad que cada año refuerza su compromiso de trabajar para fortalecer la relación de los estudiantes de la institución.

De esta forma, la actividad convocó a más de 80 estudiantes de las sedes de la Universidad Estatal a Distancia en Pérez Zeledón, Buenos Aires, Osa, Ciudad Neily y San Vito, todos convocados con la consigna de compartir, de conocerse y de establecer vínculos que le apoyen en su formación universitaria.

“La satisfacción más grande de este evento es ver la cara de felicidad en los estudiantes cuando realizaban la carrera”, comentó Xinia Madrigal Sandí, administradora del Centro Universitario de San Vito.

El encuentro giró alrededor de la carrera de obstáculos denominada IL Percorso, palabra que en español significa “La Ruta” y hace alusión a los inmigrantes italianos que forjaron lo que es hoy Coto Brus.

Esta competencia fue organizada y acompañada por los profesionales en educación física: Allan Urbina Sánchez, Mynor Brenes Hidalgo y Reiner Padilla Porras. Ellos y el equipo de apoyo del Centro Universitario de San Vito se encargaron en cada momento de garantizar las condiciones ideales para la realización de la carrera.

La ruta tenía una distancia de 1 k, en el cual los participantes encontraban algunos obstáculos que elevaban su adrenalina y les retaba a desarrollar habilidades y capacidades especiales para pasar cada reto, siempre dentro de las ventajas y beneficios que brinda el trabajo en equipo.

Por ejemplo, cada estudiante llevaba tres cintillos en su cintura que representaban una vida cada uno y, a lo largo del trayecto, eran topados por personajes disfrazados que trataban de quitarle los cintillos.

Los estudiantes fueron agrupados en equipos distinguidos por colores. Al final, ganaba aquel grupo con estudiantes que portaran más vidas y llegaran con el mejor tiempo. El equipo ganador fue el color rosa, que estuvo compuesto por estudiantes de los cinco centros universitarios de la Región Brunca.