Escape a Kuna Yala: un recorrido por las tradiciones del pueblo Guna

Por: Evelyn Gutiérrez Soto

Carolina Jiménez

Kuna Yala, Guna Yala o Islas de San Blas son las islas e islotes que conforman el archipiélago de San Blas en Panamá. Ellas han sido la fuente de inspiración para Carolina Jiménez, que escapando de la cotidianidad de su hogar decidió convivir con los nativos de Kuna Yala y así conocer la simpleza de las cosas maravillosas que encierra este pueblo. Su experiencia da vida a la obra Escape a Kuna Yala de la Editorial de la Universidad Estatal a Distancia (EUNED), en donde la autora plasma toda una aventura que permitió que ella conociera tradiciones, arte, cultura que contribuyó a su crecimiento personal.


Jiménez señala que en la actualidad se están reivindicando los derechos indígenas en muchos sentidos y para los indígenas Guna contar con la aceptación generalizada de su idioma, según sus propios criterios, es muy importante. Antes de la conquista española se autodenominaron Guna Yala, territorio Kuna, pero los colonizadores españoles, les cambiaron el nombre a San Blas, y así se conoce incluso hasta hoy.

La investigadora señaló que la "G" en idioma Guna, suena como “K” y por eso se popularizó el nombre Kuna Yala, pero lo correcto, y desde el año 2011 oficialmente aceptado, es Guna Yala. Por lo que los nativos se autodenominan Gunas.

El viaje a Kuna Yala fue un viaje que la autora quería hacer con su madre cuando era adolescente, y que pospuso por mucho tiempo. Quería conocer la riqueza natural de esas tierras y de su pueblo.

El libro relata las experiencias y vínculos que estableció la autora en este territorio, su vida, para compartir con el pueblo Guna realidades totalmente distintas, y que generarían cambios positivos en su vida.

Jiménez reconoció que siempre las personas, -y las mujeres sobre todo-, tienen historias de vida y amor complicadas, y el haber compartido con este pueblo hizo que construyera lazos afectivos que durarán en el tiempo. Lo más sensible y memorable de la vivencia fue haber llegado a conocer y compartir tan cercanamente con personas Gunas.

La convivencia con estas personas fue “mágica”, ya que sin proponérmelo; pude llegar al corazón de su territorio y desarrollar ese trato de amistad sincera con las personas de esta comunidad, tan auténtica y respetuosa de su identidad, es inolvidable". En este sentido, el Consejo de Niadup, -y el de cada una de la islas habitadas-, juega un rol primordial en cada una de ellas porque tienen el respeto total de todos los vecinos y el control directo de los diferentes aspectos que fluyen en la vida diaria de cada comunidad.

Escape a Kuna Yala fue una fase en donde la autora se encontró como artista y mujer. El viaje le permitió claridad en los conceptos acerca de los valores personales que tenía con su pasado, la herencia indígena y sobre la historia común que manejan las personas que han estado ligadas al submundo del Caribe.

En este momento Carolina Jiménez realiza diversos proyectos como escritora, y como artista plástica, vinculantes con la herencia negra e indígena del Caribe. En unos meses su trabajo encontrará un espacio de difusión en Puerto Viejo de Talamanca donde planea abrir un espacio cultural.

También y por iniciativa de algunos habitantes de Niadup, en Kuna Yala, estarán confeccionando molas a partir de diseños y dibujos de Jiménez, para exhibirlos en Panamá cuando se presente el libro “Escape a Kuna Yala”.

La escritora pronto publicara el libro denominado “Desde mi ventana. Acercamiento a la obra gráfica de Carmen Naranjo” con la EUNED. El mismo es un análisis de la obra plástica de la notable escritora costarricense Carmen Naranjo.

Para conocer más sobre el trabajo de Carolina Jiménez puede visualizar el siguiente link: www.carolinajimenezcr.org

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

{jcomments on}