Costa Rica y Francia buscan encaminar proyectos en educación superior

Por Karol Ramírez Chinchilla.

Rectores de las Universidades de Centroamérica y Francia revisaron los ejes de cooperación para diseñar una ruta de trabajo que fortalezca la Educación Superior en la región. Para ello, el director del Instituto Francés para América Central (IFAC), Adelino Braz, consideró importante delinear una estrategia internacional que contemple la movilidad estudiantil, el reconocimiento de la titulación francesa, la actualización docente y el fortalecimiento del idioma francés en América Central.

En la conferencia inaugural del Encuentro de Rectores de Francia y América Central, que se celebra en la sede del Consejo Nacional de Rectores (CONARE), Braz consideró importante promover la movilidad estudiantil en la región centroamericana, de modo que más estudiantes accedan a la educación francesa mediante el sistema de becas internacionales.

“El sistema francés sí tiene un valor agregado y sí está en condiciones de establecer cooperación con las universidades de América Central. El potencial es enorme y este es el momento para crear planes conjuntos, pues Francia está estableciendo la política de internacionalización de sus programas, una política que fortalece el capital humano a nivel de Maestría y Doctorado”, manifestó.

A juicio del académico, en América Central no se difunde suficientemente el valor agregado del sistema de educación superior francés. “Francia tiene 61 premios Nóbel, tiene 13 medallas mundiales en matemáticas, cuenta con 72 universidades, 261 escuelas de ingeniería y actualmente una reforma busca juntar universidades en comunidades de educación superior. Tenemos además una población de estudiantes universitarios de dos millones y medio, 55.2 % mujeres”, agregó.

Braz señaló que América Central posee un millón de estudiantes de secundaria, de ellos 17 mil salen de sus países por educación superior, pero sólo el tres por ciento va a Francia, siendo esta nación el sexto destino en el mundo más seleccionado por los estudiantes de secundaria para cursar sus estudios superiores.

De ese total de estudiantes universitarios, 300 mil son extranjeros, lo que denota, dijo, la accesibilidad al sistema educativo francés, que ofrece las mismas “condiciones de acogimiento, con financiamiento del Estado, es decir, el acceso no se limita a condición económica”, apuntó.

Para el establecimiento de acciones conjuntas, el experto consideró importante tomar en cuenta factores como el reconocimiento institucional a la titulación francesa, el fortalecimiento del idioma francés y del conocimiento de la cultura francesa, por ello trabajan en la conformación de Cátedras culturales en universidades de Centroamérica, y la posibilidad de establecer programas de formación en ingeniería.

Asimismo, considera fundamental la actualización profesional en el personal docente (actualmente lanzan una convocatoria de becas en formación doctoral presencial y a distancia) y además el fortalecimiento de los procesos de acreditación, evaluación y gestión institucional para alcanzar la calidad académica.

Anticipó que en noviembre se realizará en Panamá un taller regional sobre Evaluación y Acreditación institucional con la agencia francesa y todos los actores centroamericanos de la Educación Superior.

“Espero que pueda establecerse la ruta para alcanzar una dinámica que permita trabajar para la conformación de una sociedad más equitativa y para transformar seres humanos en seres humanos más tolerantes”, concluyó.