Pablo Presbere: su lucha indeleble en el tiempo

Centro Universitario de Talamanca participa activamente en la organización de la ceremonia en honor a Presbere

La conmemoración contó con la tradicional Jala de la Piedra por parte de las mujeres indígenas

Este 4 de julio fue declarado Día Nacional de Pablo Presbere

Por Karol Ramírez Chinchilla.

En su misma Talamanca, 306 años después de su muerte, la lucha que lideró contra aquellos conquistadores españoles que quisieron controlar sus territorios continúa haciendo eco. El nombre de Pablo Presbere fue evocado en la comunidad de Katsi, con una muestra de las manifestaciones más representativas de su cultura, entre ellas la Jala de la Piedra, la Danza del Sorbón y sus cantos.

Pa-blu Pe Bere o “Rey de las Lapas” lideró la oposición indígena contra la sumisión de su cultura por parte de conquistadores españoles en 1710. Así las cosas, Talamanca fue uno de los pocos pueblos que no logró ser conquistado por la invasión española, este espíritu de lucha sigue intacto hasta hoy, con la misma unidad, rebeldía y libertad para defender su cultura.

“Hoy a través del tiempo, ante los incontables siglos por venir, Talamanca debe seguir siendo respetada. Tu espíritu de lucha goza en quienes amamos nuestro gran legado ancestral, una voz, una tradición indeleble ante el tiempo que no cede jamás por más trecho que sea nuestro camino, aquí estaremos”. Con estas palabras, Justo Avelino Torres Layan, Oköm, Bikakla y Awa (embalsamador de los cuerpos, maestro de ceremonias y médico indígena), conmemoró la muerte de Presbere un 4 de julio de 1710, en la ciudad de Cartago.

“Que la gloria sea, que la victoria sea, gracias Señor Rey de las Lapas por tu noble legado y entrega a tu pueblo”, señaló Justo Avelino en una carta leída en la ceremonia oficial realizada en el centro de la comunidad de Katsi, en honor a Presbere, declarado “Defensor de los Pueblos Originarios” por parte de la Asamblea Legislativa, el 19 de marzo de 1997.

La actividad en Katsi fue celebrada el pasado viernes y para ello, reunió a representantes indígenas de otros territorios para compartir las actividades propias de su cultura, como el baile del Sorbón y sus oraciones a Sibö̀, su principal divinidad.

Allí, en la comunidad no faltó la chicha en jícaros, sus comidas a base de maíz y en especial, los instrumentos musicales con los que elevan sus cánticos. Sus artesanías, creadas con semillas y coloridas pinturas, fueron parte de la exhibición cultural propia de una zona de gran riqueza, como lo es Talamanca.

Con sus propias manos, crearon también un mural que retrató la historia de Presbere y los niños estaban presentes en ese homenaje gráfico para su héroe.

La naturaleza dijo presente y un fortísimo aguacero retrasó la agenda y obligó a tomar las previsiones del caso para evitar incidentes. Aun así, fueron celebradas sus actividades en medio del gran compromiso que les acompaña cuando se trata de rendir homenaje a su líder.

En el acto oficial, el rector de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), Luis Guillermo Carpio Malavasi, destacó los “valores de lucha que él (Prebere) como guerrero dejó en herencia para muchas personas que luego se unieron a levantar su bandera”.

“Venimos a solidarizarnos con las necesidades y con la voluntad de esta tierra y sus personas para que ellas puedan surgir. Queremos traer nuestras capacidades y potencialidades como amigos, nada impositivos, para traer educación y movilidad social, respetando siempre su cosmovisión”, agregó el jerarca de la UNED.

El Centro Universitario de Talamanca participó activamente en la celebración. La actividad estuvo acompañada también por miembros del Consejo Universitario de la UNED, entre ellas Carolina Amerling Quesada, Guiselle Bolaños Mora, Saylen Auslin Chinchilla y Nora Elena González Chacón. Asimismo, acompañaron el acto los investigadores en temáticas indígenas, la Salvaguarda Indígena y el Programa de Gestión Local en Pueblos Originarios. 

"Para mí, el participar de la ceremonia de Jala de Piedra en commemoración de Pablu Pe bere, Rey de las Lapas, significa revivir el valor y la solidaridad de nuestro pueblo bribri, representado por sus clanes ancestrales, por lo que yo compuse esta frase en mi idioma materno: Sa' kanebloke UNED ta s-kímuk. As ke se swo' chöwa. Ekueki iñe tso S blu' Pablu bekéitsëkë as ie wi blu së kime, së' ñalaki, se kanea. Mia mia", comentó Marbelly Vargas Urbina, administradora del Centro Universitario de la UNED en Talamanca.

Ella tradujo su mensaje: "Nosotros en la UNED estamos trabajando para ayudar a que nuestra cultura no se pierda. Por eso hoy recordemos a nuestro Rey, para que su espiritu nos ayude en nuestro camino y todas las acciones que emprendamos".