Estudiantes indígenas compartieron sus experiencias con funcionarios de centros universitarios

Acción forma parte de la Salvaguarda Indígena del Acuerdo de Mejoramiento Institucional (AMI)

Actividad se realizó en el Museo Nacional

Estudiantes indígenas de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) provenientes de los territorios Bribri, Maleku, Térraba, Cabecar, Chorotega, Ngäbe, Huetar y Boruca se reunieron con los funcionarios de los centros universitarios, para compartir sus experiencias y contextualizar de manera general la situación que se vive en cada comunidad.

Entre los principales señalamientos que destacaron los estudiantes se mencionaron: cultura, cosmovisión, costumbres, leguaje, aislamiento, desatención estatal, políticas inclusivas, discriminación, derechos humanos, inclusión educativa, equidad tecnológica y oportunidades reales en diferentes ámbitos.

Según Leonardo Picado, coordinador del Área de Gestión de Pueblos Indígenas, dicha actividad tuvo como propósito principal socializar las vivencias de los estudiantes con los funcionarios que laboran en los centros universitarios, a fin de comprender mejor el entorno en que se desenvuelven.

“En el marco de la Salvaguarda Indígena y del curso ´Pueblos y territorios indígenas en Costa Rica´ fue que tomamos la iniciativa de reunir a los compañeros de los centros universitarios, a fin de que nuestros estudiantes les comenten sobre sus diversas realidades, tanto en la parte social, económica y educativa”, aseveró Picado.

Haniel Rodríguez (bribri), Ezequiel Montezuma (ngäbe), Esmeralda Pérez (huetar), Mabel Castrillo (chorotega), Martha Silva (maleku), Ronald Lescano (térraba) y María Adelita Lázaro (boruca) fueron los estudiantes de la UNED que llegaron en representación de sus comunidades.

“Crecí en Talamanca; la situación allá es un poco complicada porque no hay tanta facilidad de trasladarse para estudiar o hacer algún mandado, pero ya estamos acostumbrados y es nuestra rutina... En bribri pasan cosas que muchas personas no conocen, con la educación, con la salud, con el trabajo y con la economía, pues en comparación con San José, nos damos cuenta de las diferencias tan grandes que existen entre un lugar y otro”, expresó Haniel Rodríguez.

“Un problema que tenemos es que las personas de la ciudad nos discriminan, solo por ser indígenas, hay otras personas que lo tratan bien a uno, pero también hay otros que nos discriminan y eso nos hace sentir un poco incómodos. Sin embargo, eso no me intimida, porque estoy orgulloso de ser indígena”, agregó Rodríguez.

Por su parte, Esmeralda Pérez, manifestó que los huetares han perdido su lengua materna debido a que la transmisión de conocimientos ya no se está dando en los territorios; asimismo, dijo que los jóvenes ya no se interesan por sus costumbres y cultura, ya que desde afuera llegan otras maneras de convivencia.

IMG 1945“En primer lugar quiero agradecer a la UNED por permitirme exponer nuestra realidad. Los huetares no sentimos vergüenza de ser indígenas, pero muchas personas hacen lo posible para que nos dé vergüenza... En cuanto al tema de educación, es muy difícil para nuestros pueblos ser aceptados dentro del sistema educativo, pues hay muchos obstáculos que no nos permiten tener una formación integral. Por ejemplo, no se toman en cuenta nuestra cultura y tradiciones, sino que somos nosotros los que tenemos que adaptarnos al sistema para poder estudiar; en ese sentido, puedo decir que somos discriminados y relegados por el Estado, que no pone soluciones a esta situación”, indicó Pérez.

Finalmente, Ezequiel Montezuma, dijo que nunca pensó estudiar una carrera universitaria, pero que en la UNED encontró la oportunidad de formarse como profesional.

“Un día que estaba por Puntarenas vi una universidad que me despertó el interés de estudiar, solo por curiosidad fui a preguntar y me dijeron que no había problema, que si cumplía con los requisitos podía estudiar, hasta todo bien y me puse contento, pero cuando me dijeron el precio se me cayó el sueño; entonces dije que eso no era para mí”, declaró.

“Después conocí la UNED y también les solicité información, ellos me informaron de las becas y eso me animó, pero aun así no podía solo estudiar, pues tengo responsabilidades con mis padres que ya están mayores y no pueden trabajar como antes. Además, para ir a tutorías necesitaba zapatos, transporte, materiales e incluso computadora, pero gracias a la UNED, todo eso se me facilitó... Hoy, le doy gracias a esas personas que me apoyaron a que siga con mis estudios, porque estoy seguro que en algún momento seré profesional y así ayudaré más a mis padres”, concluyó Montezuma.

AMI: trabajo desde las dependencias

Marcela Pérez, coordinadora de la Unidad de Capacitación y Becas, afirmó que dicha dependencia ha venido trabajando junto al Área de Gestión de Pueblos Indígenas-Proyecto AMI y el Centro de Capacitación en Educación a Distancia (CECED) para llevar a cabo el curso: Pueblos y territorios indígenas en Costa Rica.

“Mi rol en el curso fue como organizadora y facilitadora. El taller que se realizó en el Museo Nacional el pasado 30 de junio fue parte de las actividades que se hicieron de la última unidad del curso, donde se definieron como objetivos de aprendizaje el intercambio de experiencias vividas por los estudiantes indígenas de la UNED, así como la identificación de las principales barreras que tienen los estudiantes indígenas en los proyectos y programas que promueve la UNED”, destacó Pérez.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

{jcomments on}