Acerca de dramas, presagios y controversias

En un nuevo Encuentro literario analizan obras de la EUNED

  

Araya recibió al equipo de la UNED en su casa de habitación.Al escritor costarricense Fernando Araya se le conoce como un filósofo nato... como un pensador con ganas de diálogo, de crítica y de apertura. La mayoría de sus obras, quizá todas ellas, dejan en el lector la inquietud que despierta la racionalidad de la vida y al respecto, conversó en uno más de los Encuentros Literarios de la Universidad Estatal a Distancia (UNED).

    

La profundidad de sus ideas está plasmada en varios libros con el sello de la Editorial de la Universidad Estatal a Distancia (EUNED), pero tres de ellos fueron seleccionados como punto de partida para provocar un rato de reflexión en compañía de representantes del Programa de Promoción Cultural y Recreativa de la Dirección de Extensión; de las Cátedras de Lengua y Literatura y de Teología, de la Escuela de Ciencias Sociales y Humanidades; y del Colegio Nacional a Distancia (CONED).

  

Las tres obras fueron "Dramas y senderos" (2008), "Ideas y presagios" (2010) y "Lucidez y controversia" (2012). Además de presentarse bajo el mismo sello, todas comparten la misma línea crítica que caracteriza al trabajo de Araya y abordan el concepto de racionalidad totalitaria que le distingue.

  

Frente a las cámaras del Programa de Producción de Material Audiovisual (PPMA), el autor dijo que "la racionalidad totalitaria es un esquema mental que tiene 4 postulados: existe un orden necesario en la historia, en la economía y en la sociedad. Asimismo existe una ciencia de ese orden y existe un grupo que conoce esa ciencia y que por conocer esa ciencia, adquiere la autoridad moral para imponer el conocimiento al resto de los humanos".

  

Araya, Premio Clásico de la Democracia (1987), es administrador de negocios, especialista en mercadeo, consultor y académico. Su experiencia en la literatura lo coloca entre los filósofos más jóvenes y críticos del país. Con él fue posible analizar las dinámicas de las ideologías, las creencias, las religiones y las sociedades.

  

"Defino las ideologías como sistemas de creencias que tienen una función de control social y de manipulación, no son sistemas de conocimientos basados en temas experimentales o hechos verificados, sino que son temas de creencias. Entre menos ideólogos tengan las sociedades, evolucionan de manera más libre, más flexible. Esto es importante en sociedades como las nuestras, que son muy diversas y pluralistas", agregó.

  

En sus obras –afirma- ha tratado siempre de mantener la distancia del poder religioso, un poder que asegura debe ser analizado "con los instrumentos teóricos que los seres humanas hemos creado parta analizar otras instituciones".

  

"El poder religioso tiene intereses económicos y políticos y tiene feudos adentro. Yo separo lo que puede ser una creencia religiosa personal de lo que puede ser un análisis racional de la institución religiosa como tal", puntualiza el escritor, quien acepta haber hecho planteamientos críticos acerca de diferentes conductas de la religión en Costa Rica.

  

Sus críticas no lo alejan del optimismo. "Soy por naturaleza optimista; puedo ser un optimista crítico, en otras cosas quizá sea pesimista, pero sí puedo definirme como un optimista critico de la situación", señaló.

  

En la charla de 38 minutos participó Silvia Méndez, de la Cátedra de Lengua y Literatura; Alexander Cortés, de la Cátedra de Teología; Marco Vinicio León, del CONED; y Mario Valverde y Adib Abdalah, del Programa de Promoción Cultural. El video estará disponible próximamente en la mediateca del PPMA.

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

{jcomments on}