Costa Rica e Italia: países unidos por la historia y la cultura

La Vicerrectoría Académica y el Centro de Idiomas de la UNED promovieron el análisis de la relación entre ambas naciones

  

El embajador de Italia valoró los vínculos con Costa Rica. Foto www.absolutitalia.comCosta Rica fue punto de reunión para dos combatientes revolucionarios que tomaron como suyas las luchas por la unificación de Italia en el siglo XIX. La histórica amistad que unió a Giuseppe Garibaldi y al Comandante Leggero fue recordada por el embajador italiano Diego Ungaro, en una mesa redonda celebrada en la Universidad Estatal a Distancia (UNED).

    

En compañía de la vicerrectora académica Katya Calderón y de Rocío Vallecillo Fallas, tutora de la Cátedra de Historia de la Escuela de Ciencias Sociales y Humanidades (ECSH) de la UNED, el diplomático recordó los lazos que unieron a Costa Rica e Italia mediante las aspiraciones que compartieron ambos revolucionarios en la Italia de 1860.

  

Leggero fue amigo de Garibaldi y se había establecido en Puntarenas. Cuenta el embajador que aunque no existe documentación alguna, Garibaldi visitó a Leggero en Puntarenas y así fue afirmado por Federico Tinoco Iglesias, padre del expresidente Federico Tinoco Granados (1917-1919).

  

"Este testimonio oral es importante porque une a Costa Rica e Italia y permite entender que había en estos años un vínculo entre los dos países", acotó Ungaro.

  

Giuseppe Garibaldi era un marino y un revolucionario que luchó por la unificación de Italia en el siglo XIX. Su historia, de viajes y batallas por la soberanía de los países de América, ampara una fuerte amistad con Leggero, quien compartía la misma ideología.

  

"Italia es un país hecho de muchas ciudades y estados. Siempre estuvo unificada desde el punto de vista geográfico, con un gran pasado político y cultural que encierra la historia del Imperio Romano, pero políticamente no estaba unificada", dijo el diplomático, quien participó en la mesa redonda organizada por la Vicerrectoría Académica y el Centro de Idiomas de la Dirección de Extensión Universitaria, de la UNED.

  

Explicó que luego de varios intentos, entre 1860 y 1861 hubo una nueva campaña en Italia para lograr la unificación. Esto permitió a mil "garibaldinos", así llamados por seguir a Garibaldi, vencer la resistencia vestidos de camisetas rojas y llegar hasta la mitad del territorio italiano para acordar la unificación.

  

Leggero sentía la urgencia de luchar por la libertad e independencia de los países, al igual que Garibaldi. Al estar en Costa Rica, participó en la Batalla de Rivas de 1856 contra el comandante William Walker.

  

"Se cuenta que Leggero fue un valioso combatiente de Rivas y fue el comandante de la artillería. Muy probablemente él era quien comandaba los dos cañones que se encuentran actualmente en Alajuela. William Walker lo hizo prisionero; en la Batalla de Rivas fue herido y le fue amputado un brazo, por lo que su vida continuó como un herido de guerra", aseveró Ungaro.

  

"Años después, al darse cuenta de la campaña de unificación comenzada por Garibaldi en 1860 y 1861, Leggero viajó a Italia para apoyarlo. Allí terminó su vida en la misma isla donde había nacido y donde Garibaldi se retiró de sus campañas militares y vivió sus últimos años", comentó.

  

En Costa Rica, la población italiana ha contribuido al desarrollo nacional. Foto www.forodecostarica.comDatos divulgados por el embajador apuntan que entre 5% y 10% de la población costarricense es italiana. En ese sentido, Vallecillo Fallas hizo un análisis de los lazos históricos y culturales que unen a costarricenses e italianos, en el que incluyó un recuento de las obras públicas y proyectos realizados en Costa Rica por ciudadanos de esa nación europea.

  

Entre esas iniciativas citó la construcción del ferrocarril al Atlántico, del Teatro Nacional, del Templo de la Música y del Colegio de Señoritas, así como vías de acceso en Tres Ríos y Dulce Nombre de Cartago y la edificación de la Iglesia de Santiago y la del Carmen, ahora Catedral de Cartago.

  

"El aporte a la sociedad y la educación está presente en la obra de sacerdotes y misioneros, la obra salesiana y la atención en San Vito de jóvenes con problemas de drogadicción. Asimismo, debemos mencionar el Mausoleo en el Cementerio General, la Casa Italia, la sede central de la Sociedad del Socorro Mutuo, la Asociación Cultural Dante Alighieri y, por supuesto, la influencia del arte culinario que permanece hasta hoy, en las pastas y la pizza", acotó.

  

Si desea observar el video completo de la mesa redonda, puede ingresar a la dirección electrónica http://www.ondauned.com/transmision.php?ou=252.

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

{jcomments on}