Tutores de la UNED expusieron sus inquietudes a las autoridades universitarias

 Señalamientos coindicen con las prioridades planteadas por la Vicerrectoría Académica

 

 

 

Según información suministrada por la APROFUNED, en la universidad laboran unos 700 tutores. Gracias a un encuentro académico que organizaron la Vicerrectoría Académica, las cuatro Escuelas, el Centro de Capacitación en Educación a Distancia (CECED) y la Asociación de Tutores (APROFUNED), unos 90 docentes de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) dieron a conocer las principales limitaciones y requerimientos de su diario quehacer.

    

Se trata del I Encuentro Académico de Tutores que se llevó a cabo este fin de semana. "Siempre he creído que los tutores no tienen identidad con la institución. No ha habido un punto común, entonces este encuentro sirve para que nos escuchemos, para conversar, proponer y después pasar a las acciones, porque si de todo lo que aquí se ha dicho, al paso de un año no se ha cumplido al menos 50% no habremos llegado a nada", dijo Mario Valverde, presidente de la APROFUNED.

 

Los temas recurrentes mencionados por los tutores fueron: salarios, cargas académicas, dotación de equipo de cómputo en los centros universitarios, fomento de tutores locales, innovación tecnológica, la necesidad de formación para estudiantes en temas de tecnología e investigación.

 

En relación con las cargas académicas, Carlos Pacheco, tutor de la Escuela de Ciencias Sociales y Humanidades (ECSH), dijo: "nosotros estamos de acuerdo con la capacitación, en innovar; sin embargo, los profesores de jornada especial, con la responsabilidad de calificar 150 exámenes, impartir cuatro tutorías al mes, con la obligación de desplazarse fuera de San José, creo que no pueden hacer investigación, extensión y docencia. Hay una serie de desajustes, pero tenemos la intención de seguir trabajando, lo que ocupamos es ponernos a trabajar".

 

Acerca de la virtualización, también hubo diversos comentarios. Guiselle Zúñiga, tutora de la Cátedra de Educación, manifestó al respecto: "a partir de 1982 empezamos a ver estudiantes con algún componente virtual. Nosotros como tutores debemos tener la capacidad de trabajar, no solo la presencialidad sino también la virtualidad, por eso es tan importante la capacitación; pero sí tenemos que revisar la carga en cuanto a la virtualidad porque el tiempo que le dedicamos es mucho".

 

Agregó: "la universidad me ha dado mucho; me he capacitado; he conocido todo el país, me ha reconocido mis anualidades, tal vez otros tutores no pueden decir lo mismo; pero cada uno de nosotros tiene que hacer su mayor esfuerzo porque la institución nos da oportunidades y nos necesita".

  

Otros tutores señalaron que existe una brecha entre estudiantes pues unos están familiarizados con la tecnología y otros no. Aunado a lo anterior, aseguran que no siempre los funcionarios de los centros universitarios pueden darles apoyo porque no tienen el conocimiento necesario. Por tanto, sugieren que si la universidad va a invertir en tecnología debe contemplar también la capacitación para los funcionarios de estas instancias académicas, incluyendo los administrativos.

 

Ante estas observaciones, Luis Guillermo Carpio Malavasi, rector de la UNED, aseguró que están contempladas dentro del proyecto del Banco Mundial. Anunció además que con dicho proyecto, "en el tema de capacitación, como ya se ha manifestado, se le dará prioridad al sector académico. Los tutores podrán tener acceso a formación en posgrados; además acceder a pasantías cortas de uno o dos meses para lograr mayores competencias".

  

Por su parte, Katya Calderón, vicerrectora académica, fue enfática en decir: "vamos a tener que ordenarnos y hemos tomado la decisión de hacerlo como corresponde, desde la academia. En una universidad la academia debe indicar hacia dónde vamos".

  

La vicerrectora encontró positivo la congruencia entre las inquietudes de los tutores y los planteamientos de la Académica. Según ella, eso evidencia que dicha instancia hizo una lectura adecuada de la problemática esencial y la está abordando sin miramientos.

 

"No polarizar ciertos temas y por el contrario abordarlos académicamente, es la prioridad. Todos los sectores deben hacer su aporte sobre la base del conocimiento, eso nos va a permitir tener un plan académico al que podamos darle seguimiento", dijo Calderón.

  

La funcionaria manifestó que en lo sucesivo, el plan académico se evaluará de manera anual y no quinquenal como hasta entonces; otro cambio que se ha incorporado es la vinculación de la Vicerrectoría Ejecutiva para que la comunidad conozca los alcances y limitaciones presupuestarios.

  

Al finalizar la actividad, Carpio Malavasi declaró: "después de recibir la realimentación de los tutores nos damos cuenta de que los planes que tenemos para el futuro son coincidentes con las necesidades que ellos plantean".

 

Cabe destacar, que el jerarca anunció la aprobación de unas 40 plazas de un cuarto de tiempo en propiedad para tutores. Aseguró que con dicha acción la administración desea darles un voto de confianza y continuar con la búsqueda de las mejores condiciones para que se vinculen y se comprometan más con los procesos institucionales.

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  

{jcomments on}