Instan a organizaciones a abandonar el viejo paradigma de los recursos humanos

“Ahora hablamos de colaboradores comprometidos que sean el soporte de la empresa”: José Alberto Carpio Solano

 


 

Gustavo Amador Hernández destacó la alianza estratégica entre la UNED y el CPCECR.Actualmente, se estima que solo 43% de la jornada laboral en América Latina es aprovechada de la mejor manera en términos de productividad. Esta situación obliga a las organizaciones a fortalecer su capital intelectual con colaboradores generadores de mejoramiento empresarial, si desean ser exitosas y competitivas, advirtieron expertos en una actividad organizada por la Universidad Estatal a Distancia (UNED).

    

José Alberto Carpio Solano, especialista en materia de Recursos Humanos, dictó esta mañana la conferencia De los recursos humanos a la gestión del talento humano: en busca de un nuevo paradigma gerencial de talento humano, en la que fue claro en enfatizar la necesidad de que las instituciones y empresas posean gente “capaz de ser productiva y generadora del mejoramiento”.

  

La conferencia se dio en el marco del Desayuno Profesional organizado por el Programa de Recursos Humanos de la Escuela de Ciencias de la Administración (ECA) de la UNED y la Cátedra de Recursos Humanos del Colegio de Profesionales de Ciencias Económicas de Costa Rica (CPCECR).

  

En la actividad también participó Sandra Quirós, gerente de Recursos Humanos de la Dirección General del Servicio Civil, quien representó a su director general, José Joaquín Arguedas, en la presentación de los datos más recientes del Barómetro de Empleo Público en Centroamérica y de Republica Dominicana.

  

Antes de estas dos presentaciones, dieron palabras de bienvenida Óscar Mena Redondo, presidente del CPCECR, y Gustavo Amador Hernández, coordinador del Programa de Recursos Humanos de la UNED.

  

En su disertación, Carpio Solano señaló que en los últimos años ha surgido un nuevo paradigma o marco de referencia gerencial que hace hincapié en que el éxito de toda organización será dependiente de sus colaboradores. “Ya no se habla de empleados, los cuales perdieron la capacidad de crear y de aportar y lo único que los mantiene en una empresa es el 15/30, es decir, que esperan el 15 y el 30 para recibir el pago de su quincena ¡Nada más!”, dijo.

  

“Ahora hablamos de colaboradores comprometidos y que sean el soporte de la empresa. La empresa entones en esencia debe buscar tres resultados: crecimiento integral, satisfacción del equipo y productividad”, señaló el especialista, quien es profesor de la Maestría en Administración de Recursos Humanos de la Universidad Nacional (UNA).

  

Carpio Solano señaló tres momentos peligrosos en el colaborador: rutina-confort-mediocridad.Carpio Solano lamentó que muchas empresas han perdido su visión a la hora de maximizar sus resultados mediante el talento humano. “Muchísimas empresas no hacen más que creer que un buen trabajador es aquel que ocupa una silla 12 horas diarias. No requerimos tiempo silla; se requiere colaboradores productivos, motivados, emprendedores y comprometidos, lo cual exige un nuevo modelo de gestión de talento humano”.

  

Esta gestión del talento humano lleva implícitos siete pilares fundamentales: liderazgo, valores, trabajo en equipo, innovación, ética empresarial y emprendedurismo.

 

Por su parte, la gerente de Recursos Humanos de la Dirección General del Servicio Civil se refirió al barómetro que mide la profesionalización de los servicios civiles o de la función pública en siete países, con énfasis en el funcionamiento efectivo más allá de los marcos jurídicos y como una herramienta que permite el análisis, la deliberación y la toma de decisiones de los actores políticos y sociales de la región.

  

“¿Por qué surge el barómetro?, El barómetro surge como una de las iniciativas de la Carta Iberoamericana de la Función Pública. Se tenía en frente la necesidad de contribuir con procesos de transformación de los servicios civiles y la función pública, y de contar con procesos ineludibles para alcanzar una administración pública eficiente y eficaz como requisito indispensable para el desarrollo económico y social de la región”, acotó.

  

Explicó que el barómetro incluye cinco índices de evaluación, entre ellos, eficacia, mérito, consistencia estructural, capacidad funcional y capacidad integradora. Los datos más recientes datan de 2008. En febrero pasado, la Dirección General del Servicio Civil recibió la visita de dos pares que realizaron el diagnóstico para la actualización de la información este año.

  

Quirós apuntó que actualmente se analizan los datos recabados para lanzar la publicación el próximo 31 de mayo. Mientras tanto, recordó que Costa Rica ha obtenido muy buenas calificaciones en los diagnósticos anteriores, lo que denota la madurez y el trabajo del servicio civil en su incidencia directa con el gobierno central.

  

Quirós explicó cada uno de los índices del barómetro.Por ejemplo, en el 2004, en el índice de mérito, el promedio de América Central se situaba en 33 y Costa Rica alcanzó 58 puntos. En tanto, en el mismo periodo y en el índice de Capacidad Funcional, la media centroamericana se ubicó en 30 y este país obtuvo 48.

  

La funcionaria agregó que en el 2008, la organización de la función del recurso humano se situó en un promedio regional de 32 y Costa Rica obtuvo 55 puntos, lo cual es muy positivo. En otro índice, Gestión del Rendimiento, la media de Centroamérica se posicionó en 16 y este país alcanzó 30 puntos.

  

“Esperemos pronto poder compartir con ustedes los resultados de este nuevo barómetro. Puedo decirles que hemos trabajado fuerte desde el Servicio Civil para mejorar nuestras áreas y esperemos que los resultados se vean reflejados”, concluyó.

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

{jcomments on}