UNED celebró su 33 aniversario junto a sus precursores

 

Gestores complacidos con los logros alcanzados por la Institución. Ayer miércoles 03 de marzo, la Universidad Estatal a Distancia (UNED) celebró su trigésimo tercer aniversario de vida institucional en compañía de personajes importantes que hicieron posible la creación de una universidad a distancia democratizadora de la educación. Para ello, se llevó a cabo el panel “La génesis de la UNED en la voz de sus precursores”,

   


Enrique Obregón, Edwin León, Tirza Bustamante, Chester Zelaya y Oscar Aguilar fueron los panelistas que contaron sus experiencias y expusieron parte de la historia universitaria a la comunidad unediana, por su parte, Luis Guillermo Carpio Malavasi, rector de la UNED,  fungió como moderador. La iniciativa de realizar esta actividad con los gestores de la Institución surgió desde el seno del Consejo Universitario, el cual se concretó mediante una comisión especial encargada de la organización.

La actividad contó con la presencia de los familiares de José Angulo Rojas, quienes se sintieron honrados por el reconocimiento que le brindó la Universidad, por ser uno de los defensores del proyecto UNED; también se rindió homenaje a Fernando Volio, exministro de educación, que junto a Enrique Obregón contactaron a autoridades españolas para viajar a Europa en busca de asesoría para conocer el funcionamiento de la educación a distancia. Otro de los homenajeados fue Enrique Góngora, quien fue miembro de la Comisión Redactora del proyecto de Ley.

 


Marlen Víquez, miembro del Consejo Universitario, señaló: “Para este 33 aniversario se pensó en los precursores que dieron vida a nuestra querida institución, debido a que hay una etapa en la génesis de la Universidad que la gente no conoce, este fue un tiempo muy difícil que vivieron y sufrieron los gestores de esta entidad universitaria. En realidad me siento muy satisfecha como funcionaria, porque por primera vez se le hace un reconocimiento a estos personajes, lo cual es importante para todos nosotros, pero en especial para las generaciones actuales, pues así comprendan que esta universidad a la que ellos llegaron años después no se hizo tan fácilmente y que necesitamos seguir creciendo comprometidos con los principios de nuestra universidad”.

 


Cuenta la historia, que desde la década de los años 70 al 80, -mejor conocida como la época dorada de Costa Rica- se dieron muchos acontecimientos políticos y sociales que marcaron la vida de un país en crecimiento, hoy, estos hechos revelan el nacimiento de una universidad del pueblo y para el pueblo, y que gracias a la intervención de muchos actores intelectuales de esa época, lograron darle vida a la hoy conocida Universidad Estatal a Distancia, Institución Benemérita de la Educación y la Cultura, declarada así por la Asamblea Legislativa el 10 de octubre del 2007.

 


Con estas palabras, Luis Guillermo Carpio Malavasi, rector de la UNED, inicio la actividad del trigésimo tercer aniversario: “1977, en la finalización del gobierno de Daniel Oduber Quiroz, representa para la historia de la educación costarricense la diferencia en la concepción de la educación superior, esto simboliza para Costa Rica una novedosa forma de educar, de una alternativa que satisface grandes expectativas de la población a quienes hasta esa fecha, estudiar en una universidad era un asunto de posibilidades económicas, geográficas y hasta físicas, por eso, don Celedonio Ramírez, exrector de la Universidad le llamó a este periodo con el título de su libro La tercera revolución educativa costarricense, nombre que se convierte en el mejor de los calificativos para comprender el impacto de esta iniciativa”.

“La década de los años 70 sufre  una transformación en su estructura, 1973 inicia labores el Instituto Tecnológico de Costa Rica y en ese mismo año se crea la Universidad Nacional, cuatro años después, un 3 de marzo de 1977 se aprueba la creación de la Universidad Estatal a Distancia y en julio de 1978 en el auditorio del Instituto Nacional de Seguros, el exmandatario Rodrigo Carazo Odio, dio por inaugurado en una tarde y noche el primer ciclo lectivo que marcó el inicio de la historia académica de la UNED. Quienes presenciamos ese acto comprendimos de forma muy clara y sencilla lo que estaba sucediendo en ese momento, todo expresado en palabras futuristas del presidente Carazo, así iniciaba la universidad de oportunidades, la universidad para todos, hoy Benemérita de la Educación y la Cultura” agregó.

Los comentarios, anécdotas y experiencias vividas durante la creación y formación de Institución fueron los temas abordados en la actividad, ahí los panelistas expresaron sus ideas y dejaron en claro que todo lo vivido en aquella época valió la pena y que se sienten satisfechos por el trabajo realizado, pues aseguraron que la idea que adoptaron en ese tiempo, hoy sobrepasó aquellas expectativas.

Al terminar el panel, la Universidad les rindió homenaje a sus gestores y agradeció su presencia y participación en tan importante actividad que la UNED realiza cada año, con el objetivo de recordar a la comunidad nacional y universitaria el nacimiento de una universidad que llega a los rincones más alejados de Costa Rica
La voz de los precursores

Enrique Obregón

“En ese tiempo había una necesidad de educación nacional para toda la población; entonces se había pensado en la idea de un centro académico que diera cultura superior a toda la población costarricense que estaba al margen de esta posibilidad, esa idea se recogió de un proyecto del Ministerio de Educación allá por la década de los años 40, fue de esa manera que surgió el gran proyecto que más tarde Daniel Oduber ejecutaría sobre la educación superior universalizada para toda la población, fue entonces que me nombró como asesor de don Fernando Volio, ministro de educación de entonces. Con Fernando Volio asistí a un congreso de ministros de educación en España y fue de esa manera que se trajo una propuesta innovadora para la educación costarricense”

Oscar Aguilar

“Este proyecto empezó justamente en noviembre de 1975, don Fernando Volio viaja a España y el 11 de diciembre de ese mismo año nos reúne en su despacho a una serie de personas como Chester Zelaya, Francisco Gutiérrez, en fin, a varias personas, para decirnos que venía de España y que traía dos proyectos la televisión educativa y la creación de la universidad a distancia, en ese momento nos pidió que nos dividiéramos los trabajos, unos que trabajaran en la televisión educativa y otros para la creación de la universidad”.

“El 3 de diciembre de 1976 realizamos una primera reunión para iniciar con el proceso de organización y se me nombro como coordinador de la comisión organizadora. La reunión se realizó en la sede de la Academia de Geografía e Historia de Costa Rica, en un local que quedaba a 100 metros al norte de los pollos Kentucky  del Centro Comercial que quedaba por el  Paseo Colón, ahí arranca la UNED. Los principales obstáculos era que la gente no entendía como se podía hacer educación a distancia, pues la gente no entendía que se podía educar, que se podía estudiar que se podía graduar sin necesidad de ir a un aula, ese fue el principal obstáculo y ese fue el motivo que origino a tener una mayor presencia en la prensa para explicarle al país cómo se podía estudiar a distancia. Otro obstáculo fue la oposición de la  extrema izquierda quienes vieron en la UNED un proyecto ideológico peligroso, porque consideraban que una educación a distancia no podía ser manipulada ideológicamente a través de un adoctrinamiento y a través del manejo especialmente de la masa social.

Chester Zelaya

“En agosto de 1976, surgió una polémica, este tiene como actor principal al diputado don Arnoldo Ferreto. En ese tiempo el periódico Excelsior fue el medio de comunicación en el cual era posible escribir con libertad. La polémica inició entre don Fernando Volio y el señor Ferreto, quien se opuso rotundamente al proyecto UNED. En un artículo que escribe don Arnoldo dice que los profesores de la UNA según él que nos habíamos opuesto de acuerdo a su pensamiento a que la UNA fuera una universidad autónoma, son los mismos que según buenas lenguas tiene listos don Fernando Volio para poner al frente en la nueva institución, a saber, el profesor Francisco Antonio Pacheco, Chester Zelaya, Oscar Aguilar y probablemente el profesor Guillermo Malavassi, cuatro exponentes de la más negra reacción. En ese momento me sentí ofendido y reaccioné, pues elaboré una respuesta y la publiqué, así comenzó la discusión con ese señor”.

Edwin León

“En este país siempre ha sido igual, cada vez que se crea una institución siempre hay opositores, pues cuando se fue a crear la Universidad de Costa Rica decían que no había espíritu universitario y que lo que se iba a hacer era ponerle el techo al potrero de los gallegos y cuando fuimos y luchamos por la UNA nos dijeron que lo que íbamos a crear era la universidad del “Pirro” atribuyendo el nombre al río que pasa por la UNA, de manera que ha habido gente que como la mujer de Lot, siempre quiere mirar para atrás. Nosotros podemos dar testimonio de lo que pasó en la Asamblea Legislativa, a mi me hubiese encantado que a la par de Tirza y mi persona estuviera don José Angulo, quien le puso tanto entusiasmo a este proyecto, amigo guanacasteco que yo estimé mucho y que hoy contamos con la presencia de sus hijos”.

“El diputado Ferrero como ya se dijo, fue el gran opositor de este proyecto, un día se enojó conmigo porque le dije que el problema de ellos era que como esta nueva institución no tenía campus universitario y la masa era más dividida era más difícil hacer una huelga con ese sistema y que para hacerla tendría que hacerlas en fábulas, entonces se enojó mucho conmigo. Digamos que hay dos puntos fundamentales que atacaron el proyecto UNED, primero que la educación estaba en crisis y segundo que el sistema de enseñanza en la universidad lo que iba a hacer era ahondar más esa crisis de la educación nacional. Quienes defendimos el proyecto dijimos que teníamos que democratizar la educación superior costarricense y que este nuevo sistema permitía que cada casa fuera un aula, esos fueron los argumentos que dimos en la Asamblea Legislativa. Hoy, después de 33 años de haber pasado este proyecto de Ley por la Asamblea Legislativa valió la pena el esfuerzo.

Tirza Bustamante

“Llevar adelante un proyecto de ley como este que tenía su sello de proyecto de Ley de avanzada, de que se necesitaba un cambio, de que se tenía que hacer una universidad diferente a lo que en ese momento existía, y en ese tiempo era una cosa muy difícil, pues había distintas posiciones en la Asamblea Legislativa, como diputada tuve que ir de puerta en puerta para convencer a los diputados de que era necesaria una universidad que democratizara la educación, en la cual los agricultores, amas de casa, personas que laboraban en las industrias tuvieran una oportunidad educativa para que sean profesionales”.

“No podíamos dejar de lado a aquella madre de inteligente que a corta edad se hizo de familia, sino mas bien darle una solución para que retome sus estudios y sea una estudiante universitaria. Como educadora por profesión y por vocación, el proyecto UNED me llamó la atención y me identifiqué abiertamente con este proyecto de Ley. Lastimosamente había gente que estaba en contra de esta iniciativa, como ya mencionaron mis compañeros al grupo de izquierda y en especial el diputado Ferreto, las discusiones eran interminables, pero gracias a Dios la mayoría no pensaba así y se pudo aprobar el proyecto de Ley.

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
{jcomments on}