Soberanía nacional se discutió en mesa redonda

 

 

Carlos Roverssi, vicecanciller de la República; Claudio Monge, diputado; Manuel Mora Salas, experto en geopolítica centroamericana y Vladimir de la Cruz, historiador, fueron los expositores

 

 

 

Expertos aseguran que de construirse un canal en la zona, afectaría de manera negativa al ambiente. Luego del pronunciamiento del Consejo Universitario de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) en días pasados, la Cátedra Manuel Mora realizó una mesa redonda con la participación de reconocidos políticos nacionales, para discutir acerca de los conflictos fronterizos entre Costa Rica y Nicaragua.

   

Luis Guillermo Carpio Malavasi, rector de la UNED fue quien moderó la actividad y se refirió a la posición que tiene la universidad respecto a este tema. "Después de haber analizado la situación entre ambos países, el Consejo Universitario se pronunció ante la comunidad nacional y acordó rechazar de plano la pretensión del Gobierno nicaragüense, que es apropiarse por la fuerza de territorio costarricense; apoyar las gestiones que lleva a cabo el Gobierno de la República, para que, de manera pacífica haga uso de mecanismos de resolución de conflictos que le provee el derecho internacional".

  

"Además, la UNED pondrá a disposición de la comunidad nacional los diferentes medios de comunicación y todos los recursos académicos con los que cuenta, para concebir espacios de reflexión, que le permitan a la ciudadanía costarricense tomar conciencia de la gravedad de los hechos", manifestó el rector de la universidad.

  

Vladimir de la Cruz, Claudio Monge, Carlos Roverssi y Manuel Mora coincidieron en que el Gobierno nicaragüense agrede a Costa Rica e irrespeta la soberanía nacional, pues las pruebas que presentó el vecino país del norte ante autoridades internacionales carecen de valor y no tienen bases sólidas para defender su posición territorial.

  

"Históricamente ha existido conflictos políticos entre Costa Rica y Nicaragua, uno de los últimos fue cuando Costa Rica inició su proceso de independencia y poco después el Partido de Nicoya se anexó por voluntad propia a nuestro país. En ese tiempo, Nicaragua no aceptó la decisión del Partido y reclamaba dicha región como suya, manifestando que era parte de su soberanía. Otro de los conflictos fue cuando valientemente los costarricenses enfrentaron a los filibusteros y logramos incursionar en tierras nicaragüenses, pero a pesar de ello, no nos apoderamos de ningún milímetro de tierra, respetando su soberanía", dijo Vladimir de la Cruz.

  

"A todo esto, el tratado Cañas Jerez es el que hasta el momento rige los conflictos limítrofes entre Costa Rica y Nicaragua y nosotros estamos apegados a ese tratado. Nunca un conflicto con Nicaragua ha sido provocado por Costa Rica y aquí quiero mencionar que todos los problemas que hemos tenido siempre han sido provocados por sus gobiernos", agregó de la Cruz.

  

El tratado de límites Cañas Jerez entre Nicaragua y Costa Rica fue suscrito el 15 de abril de 1858, como una solución a la creciente tensión limítrofe que existía entre los dos países luego de la anexión del Partido de Nicoya en 1824 a Costa Rica, en ese tiempo, Nicaragua reclamó en reiteradas ocasiones este territorio. Por eso, con el fin de solucionar el conflicto ambos países resolvieron firmar dicho tratado.

  

Por su parte, Manuel Mora, experto en geopolítica centroamericana, expresó que el tema de la soberanía es vital, y que la mayoría de los conflictos han girado alrededor de temas canaleros. "Aquí hay un tema de fondo, Daniel Ortega anunció que se trata del tema canalero, esas fueron sus palabras y afirmación concreta; entonces, yo quiero plantear algunas preguntas: si en el mundo actual, el tema de seguridad ha pasado a un primer plano y es cada vez un tema más importante, ¿podría alguna potencia meterse en este tipo de problemas sin tener la seguridad de que una inversión tan grande como la construcción de un canal corra riesgos de soberanía?, porque en teoría, si Nicaragua construye un canal, este va a tener que colindar con la rivera costarricense, y ese sería nuestro terreno".

  

"Eso me lleva a otra pregunta: ¿ellos pueden construir un proyecto de esta factura, dejando la zona sur de este canal en dominio costarricense?, ¡pues creo que no! Entonces eso me lleva a pensar a y replantear la pregunta ¿cuáles son las acciones que faltan por parte del Gobierno nicaragüense para asegurar la zona?", declaró Mora.

  

Según Claudio Monge, diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC) la Cancillería costarricense ha sido irresponsable y pasiva, "realizamos varias giras a la zona de conflicto y pudimos constatar personalmente que, efectivamente los militares nicaragüenses se encontraban en tierras costarricenses. Ahí nos dimos cuenta que ese territorio está descuidado por nuestro Gobierno, pues el puesto de policía está en malas condiciones, hasta la bandera del Pabellón Nacional está guindando con mecates en una caña de bambú podrida. Por eso pedimos la intervención del canciller de la República René Castro, pero no pudimos contactarlo por más que intentamos (...). Lo que solicitábamos era una intervención oportuna respecto al dragado que se realizaba en el Río San Juan, pero por el contrario nos dimos con la sorpresa que tanto el Gobierno de Nicaragua como el de Costa Rica ya habían resuelto esa parte".

  

Claudio Monge concluyó su exposición asegurando que en Costa Rica se está librando una guerra contra el ambiente sin precedentes, y que el dragado debe detenerse porque ocasionará daños ambientales irreparables. "Ahora lo que se debe promover son más actividades como las que organizó la UNED, para que la población esté informada de lo que está ocurriendo en este momento".

  

Por su parte, Carlos Roverssi, vicecanciller de la República, dijo que el problema no es de límites territoriales, sino de ocupación, intervención y violación de la soberanía nacional, y que el tema se maneja en tres escenarios, armamentista, político y jurídico. "En el primer escenario no podemos incurrir, porque perderíamos la reputación que se ha ganado Costa Rica, el de ser un país pacífico, es por eso que recurrimos a  organismos internacionales como la Organización de los Estados Americanos (OEA) y actualmente a la corte de la "Haya". Estamos seguros que la construcción de una canal no solo tendrá un impacto de 3 kilómetros, sino que va a ver un impacto sobre más de 750 hectáreas costarricenses, eso es lo que nos preocupa".

 

La Corte Internacional de Justicia (también llamada Tribunal Internacional de Justicia) es el principal órgano judicial de las Naciones Unidas. Fue establecida en 1945, en La Haya (Países Bajos). Sus funciones principales son resolver por medio de sentencias las disputas entre países y emitir dictámenes u opiniones consultivas para dar respuesta a cualquier cuestión jurídica que sea planteada por la Asamblea General o el Consejo de seguridad.

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  

{jcomments on}