UNED abrió ciclo lectivo 2011 abordando temas de economía nacional

Luis Liberman, segundo vicepresidente de la República fue quien dictó la conferencia: Situación económica actual y retos para el mediano plazo

 

 

 

Reforma fiscal del 15% que plantea el Gobierno pretende una mejor recaudación de impuesto, mientras que opositores ya presentaron 463 mociones para frenar el plan

 

  

  

Luis Liberman aseguró que de no aprobarse el proyecto Solidaridad Tributaria, Costa Rica tendría graves problemas económicos. El tema económico es la principal discusión que hoy tienen diferentes bancadas políticas en la Asamblea Legislativa. Esto tras el plan de Solidaridad Tributaria que presentó el Gobierno ante los diputados, el cual pretende incrementar los impuestos en 15%. Estos y otros temas se discutieron en la apertura del ciclo lectivo 2011 que llevó a cabo la Universidad Estatal a Distancia (UNED).

   
 

Para ello, la institución realizó la conferencia "Ideas económicas para Costa Rica del primer cuarto de siglo XXI". Quien dictó la conferencia fue el segundo vicepresidente de la República, Luis Liberman y expuso "Situación económica actual y retos para el mediano plazo". La actividad se llevó a cabo en el campus universitario Fernando Volio.

 

Al inicio de la conferencia, el Vicepresidente expuso algunos puntos importantes que afectan la economía mundial, dijo que debido a la crisis que sufrió el mundo hace unos años, los países desarrollados frenaron los mercados del orbe, afectando de manera negativa el consumo y la producción. Países como Japón, Estados Unidos, Canadá y las naciones europeas han resentido el fenómeno económico y el crecimiento no ha sido muy favorable, en el caso del país del norte de América, su crecimiento fue de 2.8% y en Europa fue del 1.8%, según los datos que maneja el Gobierno.

 

En contraste con los países desarrollados, las naciones emergentes incrementaron su economía en 7.1% y las economías latinoamericanas un poco menos del 6%, "gran parte del empuje de América Latina ha sido tomar ventaja de las exportaciones de materia prima, y esto es lo que tenemos que hacer", dijo Liberman.

 

Respecto a la reforma fiscal, el Vicepresidente de la República manifestó que de no aprobarse el proyecto Solidaridad Tributaria en la Asamblea Legislativa el país tendría graves consecuencias para sostener la economía nacional. "Los datos del Banco Central de Costa Rica nos dicen que Costa Rica tuvo un crecimiento del 4.2% que no es malo después de dos años de crisis económicas, pero que tampoco es bueno. Los sectores que más crecieron fue el manufacturero, servicios, actividad agropecuaria, y los que más sufrieron fueron la construcción y el sector turismo. En el 2009 lo que más se contrajo fue la inversión, luego en el 2010 hubo una recuperación, que esperamos siga así".

  

Según Liberman, el deterioro más importante en las finanzas públicas se vivió cuando el Gobierno anterior puso en marcha el Plan Escudo, esto incrementó los gastos de manera importante. "Necesitamos retomar el tema y darle sostenibilidad a las cuentas públicas ahora que el país se encuentra en franca recuperación, pero si dejamos sin atender el problema fiscal Costa Rica se quedará estancada". 

  

En relación con el tema, diputados del Movimiento Libertario (ML) y del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) se opusieron a la reforma fiscal. Ellos presentaron 463 mociones a través de la Comisión de Asuntos Hacendarios en la que hacen un llamado a la convocatoria de diversos sectores productivos del país y a representantes de bancos y la sociedad civil en general. Toda esta temática se discute porque el Poder Ejecutivo alertó sobre un déficit de 500 000 millones de colones.

  

El Vicepresidente de la República acotó que es necesario reactivar la demanda interna, lo cual traerá mayor dinamismo a la economía. Prestamos para vivienda, construcción de carreteras e inyectar capital en la remodelación y construcción de los puertos de Moín y Caldera son algunos de los planes en los que trabaja el Poder Ejecutivo.

  

"Lo que se quiere garantizar con el plan fiscal es no tocar los programas de bienestar social y la inversión. El programa de Solidaridad Tributaria plantea no afectar negativamente la canasta básica de los costarricenses que menos tienen, estos serían los alquileres de viviendas, transporte público, medicinas, exoneración del consumo del agua en 40 metros cúbicos, exoneración en el consumo eléctrico de los primeros 250 kw, educación parcialmente afectada y otros productos de consumo nacional".

  

"No se le van a poner impuestos a las cooperativas, ni a las asociaciones solidaritas, pero cuando le entreguen la plata usted tendrá que pagar el interés como lo haría en cualquier banco. Esta reforma se concentra en el 5% de la población más alta del país, de manera que el 88% de la población no se verá afectada", finalizó Liberman.

  

Alan Saborío, socio director de Deloitte Costa Rica, en una entrevista realizada por el periodista Nilsen Bujan de Telenoticias, analizó varios temas del proyecto que se encuentra en debate, el experto dijo que los puntos más importantes que tiene la reforma empiezan con un cambio radical en el Impuesto sobre la Renta y un cambio más radical aún, en lo que es el Impuesto General sobre las Ventas pasando a convertirse en un Impuesto de Valor Agregado.

  

"Hay dos polos sobre los que gira el trabajo del Gobierno. En renta hay una reforma sustancial el cual está focalizado en el incremento de la recaudación, pero hay componentes importantes como precios de transferencias, en realidad lo que se pretende es llegar a una renta dual, como la que existe en Uruguay, eso significa que vamos a mantener el sistema tradicional de renta donde asociamos ingresos y por otro lado vamos a tener un componente de impuestos planos que se aplican sobre ellos, que serán básicamente alquileres y ganancias del capital, que en la actualidad, su mayoría están exentas".

  

"En ventas el cambio es dramático, porque el proyecto plantea una disminución de la canasta básica, lo cual hará que una cantidad importante de mercancías que están hoy en esa canasta, pasarían a estar gravadas y el cambio realmente sería sustancial, de darse el cambio, lo que se pretende es aumentar la recaudación de impuestos. En el caso de la canasta básica esta estaría limitada al 20% de la población costarricense, el cual representa al sector que menos tiene, de ahí en adelante todo lo demás estaría gravada, es decir, gran parte de la canasta básica estaría con impuestos".

  

"Por el lado del Impuesto a la Renta, lo que va a impactar más a los costarricenses es lo relacionado con el ahorro, porque el impuesto sobre los intereses que hoy están en 5% en fondos de inversión u 8% en el sistema bancario nacional, y el 0% exento en mutuales y en el Banco Popular, pasaría a un impuesto general del 15%, es decir que nuestros ahorros se incrementarán del 8% al 15%".

  

En cuanto a la educación, el analista expresó: "En la actualidad, la educación básica privada está exenta de impuesto, con la reforma ocurriría lo siguiente, si un padre de familia paga 110 000 colones o menos que es el equivalente del 35% de una salario base establecido para efectos tributarios, no paga el Impuesto de Valor Agregado. En la medida que la matrícula de sus hijos sea más de 110 mil colones por mes, y pongo como ejemplo 125 000 colones, este tendría que estar pagando el 10% de impuestos, lo cual se traduce en colones a 325 600 colones".

 

"Actualmente, la educación superior no está gravada con impuesto de ventas ni están gravadas las carreras acreditadas y las carreras no acreditadas. Lo que plantea la reforma, pensando en un costo de 296 000 colones por dos materias, sumado el 10% del impuesto, este tendría un precio de 325 600 colones y si no es acreditada, este tendría un incremento del 14%, lo cual sería 337 440, es decir, 41 400 colones más".

  

Alan Saborío finalizó la entrevista manifestando que al margen de aprobarse o no la reforma, el Gobierno va a tener que ser infinitamente más eficientes en el cobro de los impuestos, y así sacar a mucha gente de la informalidad, pero desafortunadamente también se va a contraer la inversión en este país. Si el plan que plantea el Ejecutivo no se aprueba en el Congreso, el país va a continuar con un déficit del 5% al 5.5%, lo cual obligará al gobierno a contraer mucho más el gasto público.

  

En cuanto a la conferencia realizada en la UNED, Luis Guillermo Carpio Malavassi, rector de dicha universidad, manifestó: "Darle las gracias a don Luis Liberman por aceptar la invitación y a don Gustavo Amador quien ha tomado la tarea de llevar a cabo la inauguración del ciclo lectivo. Esta es la primera de varias conferencia que se van a realizar en temáticas de economía y sociedad. A los centros que están conectados por videoconferencia, darle las gracias por su participación. Como universidad pública, es nuestra labor llevar el debate de agenda nacional a la academia".

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  

{jcomments on}