Sistema de cuotas y paridad electoral se discutió en cátedra virtual Justicia y Género

Países latinoamericanos se conectaron mediante plataforma tecnológica de videoconferencia de la UNED
 

  

María del Carmen Alanis, impartió cátedra desde México

 

 La cátedra virtual Justicia y Género del Instituto de Estudios de Género de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), llevo a mesa de discusión latinoamericana el tema: “Retos y desafíos del sistema de cuotas y paridad electoral”, con el propósito de conocer acerca de los proyectos y avances que tienen los demás países en dicha temática.

   



Esta actividad se realizó en coordinación con el Programa Mujer, Justicia y Género del ILANUD, y la Fundación Justicia y Género, el propósito de estas acciones es consolidar una red latinoamericana que ayude a resolver
los problemas actuales que afronta cada país en relación con la temática de equidad y género. México, Nicaragua, El Salvador, Colombia, Panamá, República Dominicana y Guatemala fueron los países que participaron en esta ocasión.

María del Carmen Alanis, presidenta del Tribunal Electoral del Poder judicial de México fue quien impartió la cátedra, la funcionaria manifestó que las cuotas y la paridad electoral no se cumplen en ninguno de los países latinoamericanos; también enfatizó que se debe de trabajar más por la igualdad de los derechos y la equidad de género.

“La justicia sin duda tiene mucho por hacer, pues tenemos que contribuir a componer el tejido social de este siglo a través de nuevos parámetros de convivencia democrática. En este espacio me concentraré en la representación política de la mujer. La participación de las mujeres en igualdad económica y política sin duda debe ser una de las prioridades de nuestras sociedades, pues las leyes se establecen tanto para el hombre como para la mujer y por lo tanto, en teoría, deberíamos tener las mismas oportunidades. A partir de la introducción de cuotas en Latinoamérica, la proporción de mujeres se ha ido  incrementando, en 1990 teníamos 8% en promedio, y en el 2008 ya contábamos con el 18%, pero todavía nos falta”, dijo Alanis.

"Ahora, en el ámbito mundial, podemos ver que la proporción de las mujeres se ha estancado entre el 18% y 20% del total de la población mundial, ¿cuál es el nuevo reto?, pues que estos porcentajes tienen que ser superados. En cuanto al sistema de cuotas, en México hemos pasado por tres momentos importantes, en primer lugar, tuvimos un ordenamiento de carácter enunciativo, posteriormente de carácter indicativo y actualmente contamos con ordenamientos que establecen cuotas obligatorias, estas acciones ayudaron a que México mejore un poco la participación de las mujeres en la política del país, aunque estas políticas no se cumplen en ningún país latinoamericano”, agregó.

“Estoy a favor de las cuotas y reconozco que son necesarias, porque en países como los nuestros todavía no tenemos la representación deseada, por eso es que tenemos que lograr un cambio cultural muy profundo; es decir, tenemos que continuar con un sistema de cuotas, pero tenemos que hacerlo de manera eficaz para que la representación de mujeres en cargos electorales sea más equitativa. Por otra parte, es fundamental que lo jueces atiendan nuestras peticiones con perspectivas de género y en segundo lugar, tenemos un enorme reto, que es el de generar acciones para abrir la puerta de acceso a la justicia de las mujeres y fortalecerla”, finalizó Alanis.
La realidad de otros países evidencia la situación actual de las cuotas de paridad electoral. Grethel Rivera, miembro del Consejo Universitario de la UNED, manifestó,  mediante una carta dirigida a los participantes de la cátedra virtual Justicia y Género, que la universidad se siente honrada de formar parte de esta red internacional y de colaborar en la búsqueda de mejores oportunidades para las mujeres en todos los ámbitos de la vida.

Según informaciones obtenidas por Rivera de diferentes fuentes como CostaRicaHoy.Info y otros medios, Costa Rica posee la mayor representación femenina en la Asamblea Legislativa (parlamento, en otros países), con el 36.8%, seguido de Ecuador con 32.3% y Perú, con el 27.5%, “en los demás países la cuota es menor, pero no menos importante, dado la relevancia con que el tema sea tratado y analizado. En un artículo que escribió la chilena Daniela Estrada en julio de este año, señala que de no aplicarse las cuotas de género en los países latinoamericanos, se tendría que esperar hasta el 2052 para que las mujeres ocuparan el 40% en el parlamento”.   
Por otra parte, Roxana Arroyo, presidenta de la Fundación Justicia y Género, dijo que la sociedad tiene una profunda deuda histórica con las mujeres, pues la exclusión de los derechos y participación política impactan directamente con una violencia y discriminación estructural, la cual tiene motivo en diferentes manifestaciones.

“Uno de los problemas que enfrentamos es la exclusión en el ámbito de la participación política. Con el tema de las acciones afirmativas se nos abre una puerta importante de iniciar por cuotas y con ello a una aspiración de paridad, si esto se trabaja aisladamente, pues no se tendrá el resultado esperado, a pesar de las acciones afirmativas, pero si logramos realizar una transformación cultural, y no solo eso, sino una transformación política-cultural, pues lograremos el objetivo”, señaló Arroyo.{jcomments on}