SINAES reacreditó Enseñanza de la Matemática

 

Primera carrera en ser acreditada en la Universidad Estatal a Distancia (UNED).

Mario Ruiz, estudiante de la carrera, exhibe el certificado de reacreditación.La acreditación y reacreditación son sinónimos de calidad garantizada por el máximo ente rector.

 El máximo órgano del Sistema Nacional de Acreditación de la Educación Superior (SINAES), el Consejo Nacional de Acreditación le otorgó al Profesorado y Bachillerato en Enseñanza de la Matemática, mediante acuerdo tomado en la sesión número 599, la distinción de carrera oficialmente reacreditada.

   



Esta mañana, en las instalaciones de la sede central de la UNED, se llevó a cabo la ceremonia oficial, mediante una sesión solemne, la 606 de dicho consejo, en la que Guillermo Zúñiga, presidente del SINAES realizó la entrega del certificado oficial.

Mario Ruiz, estudiante de la carrera, dijo: “Hoy se reconoce el esfuerzo de muchos años, por parte de profesores, estudiantes y autoridades universitarias, debemos sentirnos orgullosos y no olvidar nunca quiénes somos”.

“El eje central de todo este proceso y cuya convicción comparte el equipo de matemáticas es que todo esfuerzo debe llevar a una atención de calidad para el estudiante”, comentó José Alfredo Araya, encargado de la carrera.  

Araya asegura que la reacreditación no hubiera sido posible sin la conformación de un verdadero equipo de matemáticas y el apoyo de las autoridades universitarias.

Luis Guillermo Carpio Malavasi, rector de la UNED, indicó durante la ceremonia: “Lo que hoy vivimos es un hecho histórico desde muchas perspectivas y la confirmación del compromiso con la comunidad costarricense. Este logro marca la relevancia que debe tener la autoevaluación en la Universidad”.

Agregó: “La calidad académica no puede ser un concepto abstracto para vender una imagen, la calidad requiere de medición, control y certificación”.

Carpio Malavasi  hizo un llamado a hacer conciencia en la sociedad, mediante la divulgación, sobre la valía de la acreditación y para que al modelo de educación a distancia se le otorguen parámetros específicos de evaluación.   

Por su parte, Guillermo Vargas anunció que a partir de mayo esperan tener un modelo específico de evaluación para eliminar la práctica llevada a cabo hasta la fecha de aplicar criterios de evaluación del sistema presencial.  

“Hemos sido medidos con parámetros de universidades presenciales, lo que ocasiona que se miden los procedimientos, pero no los resultados, eso ha representado una desventaja; por lo tanto, la noticia de don Guillermo es muy significativa. Reiteramos el compromiso de la administración en reforzar los procesos para que la Universidad esté preparada para afrontar la nueva dinámica”, aseguró el rector.

La acreditación oficial

El término acreditación se reserva para el proceso de evaluación basado en criterios y estándares de calidad previamente establecidos por un ente externo. En el ámbito educativo, específicamente, consiste en el reconocimiento público hacia una universidad que ofrece una carrera de calidad y posee un compromiso con la mejora continua.

Someterse a la evaluación con miras a la acreditación es una decisión voluntaria, al menos en Costa Rica. Para lograrlo, el primer paso es que la universidad interesada debe adscriba al SINAES.
En adelante, son tres pasos los que debe seguir un ente de educación  superior para lograr la acreditación: someterse a un proceso de autoevaluación, es decir, revisarse desde adentro para identificar las fortalezas y debilidades de la carrera.

Posterior a ello, es necesario someterse a una evaluación externa, esta consiste en la visita de tres reconocidos expertos, uno nacional y dos extranjeros, quienes visitan la carrera, revisan el informe de autoevaluación y emiten una recomendación al Consejo Nacional de Acreditación, cuerpo directivo que luego de un exhaustivo análisis determina si otorga la acreditación oficial a la carrera.

La etapa de seguimiento busca que, con la orientación del SINAES, la carrera acreditada maximice sus fortalezas y supere las debilidades detectadas, con miras a la reacreditación.

La acreditación y reacreditación de una carrera otorga muchos beneficios, el principal de ellos es la mejora en la calidad de la educación, lo que incide directamente en los índices socioeconómicos.

El sector empresarial vuelca su mirada, cada vez más, a los profesionales egresados de carreras acreditadas. Además, la Dirección General de Servicio Civil les otorga una puntuación adicional.

SINAES es actualmente la única agencia de Centroamérica y el Caribe cuya calidad es internacionalmente certificada.

Acontecer conversó con José Alfredo Araya para conocer algunos aspectos del proceso que lleva a cabo la carrera que coordina.

Cuando se logra la acreditación de una carrera se inicia un proceso, ¿cómo ha sido este, desde que se logró en el 2005 hasta la fecha?

Cuando se realizó el proceso de autoevaluación, antes de la acreditación, se identificaron debilidades, fortalezas y la misión de la carrera, a partir de ahí ha sido desarrollar lo que llamamos en su momento el plan de mejoramiento y que tiene como propósito solventar esas debilidades y sostener las fortalezas.

En aquella oportunidad (2005) SINAES señaló una serie de aspectos por mejorar, ¿en cuáles de ellos se han logrado avances significativos?

Nos hemos enfocado en 14 proyectos que conformaban el plan de mejoras en ese momento y que estaban dirigidos a mejorar las componentes que SINAES tiene establecidas para los procesos de acreditación: curriculum, estudiantes, personal académico, infraestructura y equipamiento, gestión de la carrera e impacto y pertinencia.

Se ha trabajado fuertemente, desde la acreditación hasta la fecha en el desarrollo del personal mediante capacitación, actualización y becas; también, se aprobó en el Consejo de Escuela un programa de investigación y extensión para el programa.

En gestión de la carrera se realizaron muchos esfuerzos en comunicación y el asesoramiento académico, un manejo más adecuado de la información de los estudiantes para dar un mejor servicio. En este sentido, además, de manera periódica se hacen visitas a los centros universitarios para obtener de primera mano la información que tienen los estudiantes en relación con la carrera.

En el área curricular se hizo un análisis del plan de estudios, se rediseñó toda la componente pedagógica y se diseñaron cursos específicos en la enseñanza de la matemática.

¿Qué papel han jugado los encuentros de matemáticas?

Ha favorecido al programa en lo que respecta al impacto. Los encuentros representan un gran éxito, se han organizado dos en los que hemos tenido una convocatoria muy amplia y una realimentación muy importante, este año se realizará el tercero.

Esta actividad le ha permitido a la carrera lograr un posicionamiento importantísimo a nivel de la enseñanza de la matemática en todo el país.

¿Se mantienen los aspectos de la carrera que el SINAES señaló como fortalezas, cuáles son?

Claro que sí y una de las principales es que la UNED y en particular el programa de Enseñanza de la Matemática solventa una necesidad de formación de profesores en sus propias regiones, eso los exaltan los pares nuevamente.

La inclusión de tecnologías fue señalada como una de nuestras fortalezas, en el nuevo informe señalan que se han producido grandes avances en esta materia.

El personal altamente capacitado es algo que se vuelve a destacar.

En términos generales, si se comparan ambos informes emitidos se pueden observar los grandes avances que ha tenido la carrera.   

Sin embargo, existen aspectos sobre los cuales se debe trabajar, ¿cuáles son?

La investigación y la extensión, el sistema de información estudiantil y biblioteca, elementos de carácter institucional, y la inclusión de flexibilidad curricular al plan de estudios, porque es muy estático lo que genera que los estudiantes no tengan la posibilidad de tomar decisiones sobre qué aspectos desean fortalecer en su formación.

El programa atiende actualmente a casi 700 estudiantes en todo el país, ha egresado más de 200 profesionales en el nivel de profesorado, grado en el que  mantiene una tasa anual de 20 graduados;  en bachillerato han egresado un poco más de 100 y su tasa anual de graduados es de 12 personas.{jcomments on}