Una caravana de bondad recorre comunidades indígenas

Una niña recibe un presente de manos de la administradora del Centro Universitario de Talamanca.Niños y niñas de la comunidad indígena de Tsoki, en Talamanca, recibieron una grata visita esta semana pues en su escuela hizo su primera parada la Caravana de la Hermandad, un proyecto que con actividades lúdicas y regalos, lleva alegría a la niñez bajo la coordinación del Centro Universitario de Talamanca y la participación de otras instituciones.

    

La organización recae en la administradora del centro de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) en Talamanca, Marbelly Vargas Urbina, quien se acompaña también de la buena voluntad de Justo Avelino Torres,  autoridad indígena Bribri, y de Agripino Morales, director de la Escuela Tsoki.

  

En esta iniciativa, participan también los centros universitarios de la UNED en San Carlos, Limón y Guápiles, con apoyo en la logística y la recolección de regalos para los niños talamanqueños.

  

La primera escala de esta caravana fue en la Escuela Tsoki, que está ubicada a unos 18 kilómetros del Centro Universitario de Talamanca (en Shiroles). Ahí, el pasado lunes, llegaron funcionarios de la UNED y fuerzas vivas de la comunidad a hacer la visita a estos niños y pasar con ellos un rato agradable.

  

En la zona verde del centro educativo fueron convocados los niños, algunos padres de familia y el cuerpo docente de la escuela. Un primer acercamiento llevó a la realización de actividades lúdicas durante más de dos horas y luego, se brindó a los pequeños un refrigerio acompañado de un regalo.

  

Gonzalo Mena, funcionario de la UNED en Talamanca, extendió un agradecimiento sincero a cada una de las personas que participaron en la actividad pues dijo se pretende, además de llevar alegría a los niños, demostrarles el espíritu de hermandad que debe imperar en la comunidad indígena y los valores que deben conservarse para lograr una mejor convivencia.

  

Mena destacó el aporte que, materializado en obsequios, recibieron de parte de entidades como la Iglesia Comunitaria Casa de Oración,  la Dirección Regional de Educación de Guápiles, la Escuela Barrio Los Ángeles de Guápiles, Colegio Agroportica, Universidad de Costa Rica, sede Guápiles; y la comunidad de San Carlos.

  

Una próxima parada de esta caravana será en las comunidades de Kórbita y Urén, en diciembre próximo, por lo que desde ya instan a las personas a donar un obsequio para un niño o niña de estas regiones.

  

Para ofrecer su ayuda, usted puede contactar a Marbelly Vargas Urbina, en la dirección electrónica  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

{jcomments on}