ECEN asume el reto de elaborar plan de manejo

 

 

Parque Nacional Diriá sería beneficiario del proyecto

  

El Parque Nacional Diriá ofrece al visitante exuberantes paisajes Como parte de los esfuerzos que la Escuela de Ciencias Exactas y Naturales  (ECEN) realiza en el Área de Conservación Tempisque (ACT) ahora elabora el Plan de Manejo para el Parque Nacional Diría.

   



Con una extensión de 5466 ha, el Parque Nacional Diriá se ubica en Santa Cruz, distrito de Arado. Adquirió esa categoría en el año 2004. Hoy coexisten 134 especies de aves, más de 60 especies de hongos y gran riqueza de flora y fauna. No obstante, especies como el Mono Colorado, la Danta y el tigre Amarillo se encuentran en peligro de extinción.

 


Aportes a la comunidad nacional

La iniciativa del Plan de Manejo surge a raíz de las diferentes acciones que se han llevado a cabo entre ambas instituciones.  Por medio de los Centros Universitarios de la UNED en Santa Cruz y Nicoya se han desarrollado actividades de extensión y capacitación, por otra parte, la Institución está directa y activamente vinculada a acciones de conservación en la región.

Un plan de manejo se encarga de establecer las acciones necesarias para prevenir y mitigar los posibles efectos negativos causados por la acción humana, además, incluye los planes de seguimiento, evaluación y monitoreo, es decir, el documento incluye aspectos ambientales, sociales y económicos, entre otros.

Para este plan se establece que el área de acción deberá incluir las cuencas cercanas al Parque, así como las fincas aledañas. Una vez establecido se podrá priorizar las actividades a realizar en los alrededores.

Se espera que el plan de manejo no se convierta en una serie de limitaciones sino en una gama de oportunidades para los habitantes de la región, cantidad que asciende las 1000 personas.

En este sentido, se plantea mantener un acercamiento con las comunidades para comunicar las acciones que se  van a realizar y qué ventajas va a significar para los pobladores de las seis comunidades que rodean al Parque.

Actualmente, el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) atraviesa un replanteamiento de su razón de ser, “queremos retomar con mayor fuerza la parte de conservación y las universidades jugarán un papel importante  porque son  socios estratégicos para generar información y conocimiento”, comentó Emel Rodríguez, director del Área de Conservación Tempisque.

Lo anterior, según Rodríguez, permitirá invitar a las comunidades a participar, compartir la responsabilidad de preservar este recurso biológico estratégico para la sociedad y para las futuras generaciones.

Emel Rodríguez se refiere a la importancia del vínculo entre ambas instituciones.

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

{jcomments on}