Sally Horn realiza investigaciones con base en sedimentación de lagunas

 

“Calentamiento global podría reducir productividad hasta en un 25%”

 

La doctora Sally Horn, es también catedrática de la Universidad de Tennesse.

 

 Esa advertencia lanzó ayer Sally Horn, investigadora de la National Geografic Society, durante la conferencia Clima y cambio ambiental en Costa Rica:  historia y posibles implicaciones para el futuro, que dictó en las instalaciones de la sede central de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) ubicada en Sabanilla.

   


La UNED, por medio de la Vicerrectoría de Investigación, invitó a la Dra. Horn a participar en el primero de muchos encuentros científicos. En estos espacios se abordarán diversos temas que impactan negativa opositivamente la realidad nacional y mundial.

Horn dio a conocer los resultados de años de investigaciones realizadas en Costa Rica. Con base en los sedimentos acumulados en unas cien lagunas, la científica determinó la historia de la tierra en nuestro país.

Con equipo especial extrajo el sedimento de las lagunas y así logró determinar, entre otros aspectos, el uso que se le daba al suelo desde hace más de 10 000 años, por ejemplo, concluyó que en Guanacaste se siembra maíz desde hace 5450 años.

Concluyó que, tanto en Costa Rica como en otras partes del mundo, había crisis de sequía en el periodo de la preconquista, luego, con la llegada de los europeos, cambió el uso del suelo.

Hace 5000 años Costa Rica  era más húmeda, especialmente en el Caribe y en las zonas montañosas. Expresó que los incendios no necesariamente son negativos, se pueden producir algunos sin afectar negativamente el suelo, lo que debe hacerse es controlar su extensión.

El presente y futuro para Costa Rica

El efecto invernadero es natural e importante para la vida porque permite la regulación de la temperatura, el problema es que la combustión de hidrocarburos, la deforestación  y la contaminación aumentan la concentración, entre otros gases, de dióxido de carbono, lo que provoca un aumento en la temperatura de la tierra.

En consecuencia, las latitudes más altas tendrán mayor calentamiento, aseguró la doctora. En Costa Rica  hay registros de aumento de temperatura en lugares como Monteverde, lo que está produciendo cambios en la distribución geográfica de los pájaros, es decir, están subiendo a lo alto de las montañas.

“Existen investigaciones que sustentan estos criterios. Estudios de Karen Masters, científica radicada en  Monteverde, revelan que en esa zona hay menos lluvias, temperaturas más altas por las noches y microsequías de 2 a 10 días”, declaró Horn.

En Chirripó, la temperatura del agua de las lagunas también está aumentando, pasó de 10 y 11 grados en 1965 a  15 y 16 grados en el 2005.

Pronostica que en la vertiente del Caribe habrá más lluvias y en el Pacífico sur menos, en este sentido, las epifitas conocidas popularmente como parásitas, serán las más perjudicadas.   

“Hay estudios de Vargas y Trejos de 1984 que indican que el Caribe será más lluvioso  y el Pacífico, más seco”, manifestó Sally Horn.

Agregó, además, que en Guanacaste el nivel del agua subirá poco, pero habrá peligro de construir en los sectores bajos, si se toma en cuenta el posible aumento de huracanes. .

“Si la temperatura continúa aumentando afectará sembradíos de papas, manzanas y otros, es decir, con el cambio climático puede que la producción disminuya hasta en un 25%”, manifestó Horn.

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

{jcomments on}