Grupos del Programa de Recreación trabajan por preservar la Reserva Biológica Isla del Caño

 

Desde su creación, estos grupos de estudiantes de la UNED han destacado por sus valiosos aportes al ambiente

 

En la tarea de desarrollar actividades que ayuden a preservar el ambiente, los Grupos Ecológicos Ara Macao (del Centro Universitario de Ciudad Neily) y El Jilguero (del Centro Universitario de San Isidro) participaron activamente en la construcción y en el mantenimiento del sendero del Sitio Arqueológico de la Reserva Biológica Isla del Caño. Con estos trabajos, se garantiza un fácil acceso para las personas visitantes al majestuoso lugar.


La participación del grupo adscrito al Programa de Recreación, de la Oficina de Promoción Estudiantil, de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), se realizó mediante una alianza con el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE), la Comisión de Regionalización Interuniversitaria del Pacífico Sur (CRI Sur), el personal del Área de Conservación de Osa y el Programa de Turismo ACOSA.


El Sitio Arqueológico de la Reserva Biológica Isla del Caño no contaba con un sendero apropiado para las caminatas, lo que motivó a la construcción del sendero. Para ello, fue necesario construir la ruta y darle el debido mantenimiento, informó José Alejandro Echeverría Ramírez, encargado del Programa de Recreación de la UNED.


La reserva biológica es una isla ubicada a 110 metros sobre el nivel del mar. Es un sitio de gran importancia arqueológica pues fue utilizada como cementerio y lugar sagrado por parte de poblaciones precolombinas. En el lugar, aún se observan esferas hechas por los nativos con formas perfectamente redondas.


Bajo el agua, la reserva se compone por paredes de roca volcánica de 4 a 25 metros de profundidad que sirven de base para las colonias de coral, por esto está rodeada por cinco plataformas de arrecifes de coral (más de 12 especies).


La isla alberga variedad de insectos y de algunas especies de anfibios y reptiles. Asimismo, entre julio y febrero, es visitada por las ballenas jorobadas que migran a la isla en busca de aguas más cálidas para dar a luz y amamantar a sus crías.


Del proyecto, aún quedan algunas tareas pendientes, entre ellas la colación de los rótulos; la limpieza de una de las tumbas en Sitio Arqueológico, la remoción de las esferas hacia el Sitio Arqueológico, la colocación de los puntos de referencia y mapeado del sendero; y los servicios sanitarios.


"El Grupo Ecológico ha prestado apoyo a través de la alianza. Durante tres giras de campo, desde el 2013 a la actualidad, se realizaron trabajos de limpieza en el sitio, se revisaron los drenajes, se restableció el corredor del sendero y se verificó el tamaño. Además, se revisó el ancho del sendero y se arreglaron deficiencias, quedando trabajos pendientes", indicó Karen Lilliana Chinchilla Mora, coordinadora general del Grupo Ecológico Ara Macao.


Chinchilla Mora acotó que el Grupo estaría a cargo del mantenimiento del sendero, para ello se estarían organizando giras de campo cada cuatro meses.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

{jcomments on}