Economía ecológica y economía ambiental: ¿Privatización o resguardo de los recursos?

Especialistas manifestaron que aplicar instrumentos de economía en el ambiente y la ecología es un factor positivo para su conservación

 

Externalidades no deberían tener intervención del Gobierno, sino que los derechos privados deben llegar a un acuerdo común porque es un problema de mercado

 


 

Reducción de consumo de los países más ricos podría aminorar la degradación ambiental.Los conferencistas Marco Otoya y Jorge Andrey Valenciano, llegaron a la Universidad Estatal a Distancia (UNED) para exponer acerca del concepto de desarrollo que tiene relación con la economía ecológica y la economía ambiental. Ambos expertos fueron invitados por el Centro de Investigación en Cultura y Desarrollo (CICDE) para poner en mesa de debate dichas temáticas.

    

La actividad obedece a un ciclo de foros que se llevará a cabo durante todo el año, los cuales abordan temáticas de desarrollo, con el fin de abrir espacio de discusión y diálogo y así retomar aspectos de interés público y científico. Además, se pretende generar desde la comunidad una conciencia real de los problemas que aquejan a Costa Rica y sus regiones.

  

Para Marco Otoya, antes de la década de los años 60 y 70 la visón de progreso era que la naturaleza debía ser dominada en función del desarrollo industrial y el capitalismo, pero fue hasta después de los 70 que diversos estudios mostraron que los recursos naturales como el agua pasaban a hacer de inagotables a agotables.

  

Marco Otoya."En ese tiempo, el surgimiento de la tecnología y la mayor productividad garantizaban un mejor nivel de vida y de desarrollo, estas prácticas se enfocaban como el objetivo principal el crecimiento económico. Pero es a partir de los 70 que surge intentos de la aplicación de la teoría económica a los problemas ambientales, debido a su degradación", manifestó Otoya.

  

"Según Pearce, la degradación ambiental en 1985 fue considerada como un fracaso del mercado, esto a su vez fueron considerados como fallas de mercado, el cual se caracterizó por el cambio climático, contaminación del suelo, el aire y el agua, y la disminución en la capacidad de residencia de los ecosistemas", agregó.

  

"En términos de esa valoración, el precio de mercado es fundamental dentro de la inversión de esos recursos naturales, y ese el problema, que los recursos carecen de precio. Esto es lo que trata de hacer la economía ambiental, aplicar todo el instrumental neoclásico de la economía para resguardar los problemas de degradación de los recursos. En cuanto a las externalidades, estos no deberían tener intervención del Gobierno, sino que los derechos privados deben llegar a un acuerdo común porque es un problema de mercado", finalizó Otoya.

  

Andrey Valenciano Salazar .Por su parte, Andrey Valenciano Salazar se refirió a cómo la actividad económica y de marcado están desasociadas de los sistemas ecológicos y que los nivel de las acciones comerciales sobrepasa los límites ecológicos.

  

Asimismo, señaló que entre la economía ambiental y la economía ecológica existen diferencias muy particulares, al primero se le atribuye que es una especialización de la economía tradicional, el cual utiliza herramientas neoclásicas para valorar las externalidades ambientales, y estas a su vez puedan brindar soluciones técnicas para enfrentar el problema de la falta de derechos de propiedad de los bienes públicos y los recursos comunes.

  

En cuanto a la economía ecológica, el especialista dijo que una de sus principales características es la integración entre ambas. "La problemática ambiental es compleja y dinámica lo que lleva a hacer los respectivos análisis interdisciplinario agregando elementos de las ciencias naturales como Física, Biología y Ecología, otros aspectos a tomar en cuenta es la parte social como la economía, la sociología y la antropología. Es decir, la economía ecológica se compone de una serie de herramientas que contabiliza los flujos de energía y los ciclos de materiales".

  

"La economía ecológica entiende que la escala de la economía está limitada por los ecosistemas y en esa línea, es preciso respetar la capacidad de regeneración de los recursos renovables así como la capacidad de asimilación de residuos por parte del medio. Además reconoce la importancia de desarrollar indicadores biofísicos, que permitan superar la insuficiencia de los indicadores, exclusivamente monetarios, para medir la sustentabilidad ecológica", añadió Valenciano Salazar.

  

El experto concluyó, que la visión de desarrollo desde la economía ecológica, por estar relacionadas, se debe respetar los límites ecológicos y debe existir una visión sustentable en los procesos productivos. "Las señales del mercado no siempre son las señales adecuadas, debido a la ausencia de mercados para los altos valores sociales que tiene el medio ambiente".

  

Ambos expositores resumieron que el progreso y cambio tecnológico puede ser un medio para detener el problema ambiental actual, pero desde la economía ecológica se piensa que no es suficiente. Además, se debe pensar en medidas más radicales como: crecimiento cero de la población y la reducción de los niveles de consumo de las sociedades más ricas del planeta.

  


Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

{jcomments on}