Sede central de la UNED recibirá dos banderas azules

           
 

De manera simbólica funcionarios de la UNED plantaron un árbol de Targuá. Este año se espera realizar una siembra masiva de árboles.

 

La organización del Programa de Bandera Azul Ecológica (PBAE) comunicó esta misma semana, a la Universidad Estatal a Distancia (UNED) que le serán otorgadas a la sede central, campus Fernando Volio, las dos banderas azules por las que trabajó durante el año anterior.

 

 

          
 

 

 

Bandera Azul es una certificación que otorga el Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones (MINAET) a instituciones y comunidades que adoptan prácticas para fomentar la protección del entorno natural y la educación acerca del ambiente.

 

 

 
 

La universidad participó en dos categorías "Acciones para enfrentar el cambio climático" y “Centros Educativos"; por eso, durante el 2011 se llevaron a cabo una serie de acciones para lograr el cometido.

  

Aunque la institución recibirá ambas distinciones, el trabajo apenas da inicio. En la categoría "Acciones para enfrentar el cambio climático" se obtuvo una calificación de 90%. El porcentaje restante se perdió en el parámetro denominado reducción en el uso de combustibles fósiles. Los porcentajes restados corresponden a los rubros: control del consumo de combustible (-1%), reducción de 1% a 5% en combustible (-3%) y en reducción mayor a 5% en el combustible (-6%).

 

Lo anterior significa que en estos rubros no se logró mejorar. Tal condición provocó que de las cuatro estrellas que podían obtenerse en esta categoría solo se le asignará una.

  

En los parámetros en que sí se avanzó fue en la disminución en el consumo de agua potable. Mientras que en el 2008 el gasto institucional per cápita era de 2,32 m3 por mes, ya para el 2011 había disminuido a solo 1,18 m3 por mes.

  

En otros temas, por ejemplo, el tratamiento de las aguas residuales de la institución destaca que 90% de las tintas utilizadas en la editorial son biodegradables y libres de plomo; las aguas residuales (con tintas, gomas y solventes) son tratadas antes de ser eliminadas por el acueducto; y los productos de limpieza y mantenimiento que se utilizan en la universidad son amigables con el ambiente.

  

Wendy Garita, funcionaria del Centro de Educación Ambiental (CEA) y coordinadora del Comité Pro-bandera Azul Ecológica de la UNED, declaró: “el hecho de que nos vayan a otorgar las banderas representa solo el inicio del trabajo pues ahora hay que seguir trabajando permanentemente porque entramos en un proceso que no se detiene ya que la validez de esta distinción es de un año”

  

Por su parte, Fiorela Donato, coordinadora del CEA, manifestó: “esto nos obliga a continuar realizando las acciones que hasta ahora nos han rendido buenos frutos y ha fortalecer aquellas otras que requieren mayor atención”.

  

Las funcionarias aseguran que ahora es necesario aún más el aporte de todos los unedianos para conservar las banderas en la próxima evaluación a realizarse probablemente en octubre del año en curso.

  

“Se requiere que los funcionarios continúen realizando acciones como: ahorro de agua, reporte de las fugas, apagado de monitores cuando no los estén utilizando, reutilización de papel, separación y reciclaje de desechos sólidos, cooperación con el aseo y ornato de las instalaciones, entre otros”, dijo Donato.

 

 Es necesario continuar con los procesos de separación y reciclaje de residuos.

 

Aunado a esto, advierten, se requiere del apoyo de las autoridades universitarias para ejecutar acciones que implican inversión económica; por ejemplo, la sustitución de grifos, inodoros y luminarias que tengan incorporadas tecnologías de ahorro, asegurar que las nuevas construcciones sean 100% amigables con el ambiente, brindando directrices al Comité de Infraestructura,

  

“Este año tenemos incrementar esfuerzos. Está pendiente la siembra de árboles por parte de funcionarios de la sede central, contar con un plan de mantenimiento de instalaciones y en términos generales, intensificar las acciones que realizamos el año pasado”, comentó Garita.

  

Donato advirtió la necesidad que tiene la institución de contar con un gestor ambiental, experto que realizaría un diagnóstico y priorización de los temas ambientales que la universidad debe atender para mejorar su gestión ambiental.

  

En lo que respecta a la categoría de “Centros Educativos”, aún no se ha recibido la calificación final. En esta, se tomaron en cuenta temas como: calidad del agua; limpieza y aseo de las instalaciones; estado de los sistemas de disposición de aguas servidas; limpieza y ornato de pasillos y condición general del edificio.

  

El 22 de marzo, en Casa Presidencial, la UNED recibirá la bandera correspondiente a "Centros Educativos". Aunque no está confirmado, se establece tentativamente el 27 de abril para recibir la segunda bandera.

  

Desde hace dos años la UNED con sede en Santa Cruz es distinguida con el galardón de la Bandera Azul Ecológica. Este año, el Centro de Investigación, Transferencia Tecnológica y Educación para el Desarrollo (CITTED) también espera obtenerlo.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

{jcomments on}